• A los convocantes, que se autodenominan "En pie", los apoya  el movimiento "Yo no Pago", "Democracia Real Ya", "Unidad de Acción por la República", "Unión por la Tercera Repúblicas" o "25S" de Sevilla. 
  • Fuentes del Ministerio del Interior auguran problemas de orden público más graves que en el anterior cerco al Congreso.
  • Lo reflejan las peticiones de los propios convocantes, que piden no llevar niños y llevar vinagre para prevenir los efectos de los gases lacrimógenos y el lenguaje utilizado por los convocantes.
  • Las tácticas utilizadas son propias de guerrilla urbana, aseguran fuentes policiales.
  • Aunque se ha cancelado el pleno, la convocatoria sigue en pie, y el lenguaje de la misma es claramente revolucionario. 
  • En su comunicado, presentan como un éxito que se haya suspendido el pleno para el día 25 de abril: "El miedo está cambiando de bando".

Los convocantes del cerco al Congreso, convocado para el próximo 25 de abril, no desisten en su intención de llevar a cabo, según señalan en su página web, el cerco al hemiciclo para su liberación definitiva.

El hecho de que se haya cancelado el pleno del Congreso previsto para ese día no les ha hecho desistir de su intención. El pasado martes expiró la fecha para la comunicación de la manifestación a la Delegación de Gobierno, por lo que la manifestación es ilegal, salvo que se proceda a comunicarlo mediante procedimiento de urgencia, algo que, al cierre de estas líneas,  no ha ocurrido.

Los convocantes y los que apoyan la maniestación forman un grupo heterogéneo, con un fuerte componente republicano. Entre las organizaciones que han mostrado su adhesión figuran el movimiento "Yo no Pago", "Democracia Real Ya", "Unidad Cívica por la República", "Unión por la Tercera República", el  "25S" de Sevilla, que ha organizado viajes,  o la Asociación de Usuarios de la Admninistración de Justicia.

Fuentes relacionadas con el Ministerio del Interior, han señalado a Hispanidad, que se prevén problemas de orden público más graves que en la anterior convocatoria de similares características, ya que se estarían utilizando técnicas de guerrilla urbana. Según la página web la duración será  indefinida (hasta la consecución de los objetivos).

La acción principal se define en la página web de la plataforma En Pie  con estas palabras: "Asedio y liberación definitiva del Congreso de los Diputados" y las acciones secundarias se califican como "acciones libres de dispersión que afecten al poder establecido", aunque con la siguientre coletilla  "siempre dentro del marco de los derechos humanos".

El objetivo, señalan, es la caída del régimen (dimisión del Gobierno, disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado), y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, económica y social, verdaderamente justo y solidario. Una declaración revolucionaria en toda regla.

Hay un punto de inflexión respecto a la convocatoria del 25S, según fuentes del Ministerio del Interior. El objetivo es un auténtico asedio y no se presagia que sus intenciones sean, señalan, precisamente pacíficas.

Consideran los convocantes que la suspensión del pleno ha sido de por sí "un triunfo de la propia convocatoria, y una muestra de la cobardía y debilidad de un régimen ilegítimo cuyos representantes se esconden del pueblo, y de un Gobierno cuyo presidente ya ni siquiera se presenta ante la prensa sino a través de una pantalla de televisión. Esta cancelación es la prueba de que por fin el miedo está cambiando de bando".

Sara Olivo
[email protected]