Parece que no habrá nueva expropiación, pero Rubalcaba juega ahora la baza de los sindicatos

 

Desde Nueva Rumasa se señala que no se trata de un ERE, sino de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal) que busca garantizar el 100% de los trabajos.

Tras la noticia de la que informó Hispanidad sobre Nueva Rumasa, continúa el proceso de hostigamiento. Ahora es desde los sindicatos que piden garantías a la empresa sobre la propuesta de ERE de Clesa. También piden transparencia sobre la situación económica y laboral de manera que se pueda explorar de manera conjunta las alternativas de futuro.

Sin embargo, desde la empresa se puntualiza que no es un ERE sino un ERTE, es decir un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que lo que busca es poder garantizar el 100% de los puestos de trabajo a futuro.

Y es que los impagos a proveedores han sido el detonante para que el vicepresidente Rubalcaba creyera necesaria una nueva expropiación de Rumasa. Pero hay que ser conscientes de que si bien la situación es complicada, la persecución a la que está sometida la empresa pone en entredicho las actuaciones contra ellos.

Andrés Velázquez

[email protected]