Rodrigo Rato ha optado por un hombre de los March como consejero delegado de la nueva entidad



Por fin Rodrigo Rato, tomó la decisión más esperada: el nuevo consejero delegado de Bankia será Francisco Verdú, actual vicepresidente de Banca March. El nombramiento de un CEO era requisito fundamental, reiteradamente solicitado por los mercados, de cara al inicio de la cotización en Bolsa. Algo muy lógico si consideramos que la fusión de siete cajas de ahorros y su conversión en banco precisa de un equipo de gestión amplio.



En cualquier caso, lo que puede decirse es que Rato ha vuelto a sorprender a todos anticipando un nombramiento que algunos esperaban para dentro de meses. Francisco Verdú nació en 1955 en Alcoy, cuna de muchos financieros españoles. Licenciado en Económicas por la Universidad de Alicante y MBA por la Universidad de Chicago. Comenzó su carrera en el Banco de Vizcaya para luego pasar a Bancaja, al Banco de Gestión e Inversión Financiara (BGIF), Argentaria y Caja Postal. Desde 1996 era consejero delegado de Banca March y en 2010 se convirtió en vicepresidente. Ha sido consejero de Corporación Financiera Alba y de la constructora ACS, siempre en representación del paquete de la familia March. Se le considera un experto en redes bancarias y en Banca March ha conseguido un coeficiente de recursos propios récord en el sector español. En otras palabras: hasta ahora los dos retos actuales de Bankia.

Eulogio López

[email protected]