Y en Malí, ha provocado un "significativo" número de bajas entre los terroristas islamistasDefinitivamente, Francia tiene una manera distinta de solucionar los secuestros de sus ciudadanos, que es intentar liberarlos por la fuerza, aunque ello conlleva riesgos y últimamente algunas operaciones le han salido mal.

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, acaba de advertir de que su Gobierno no negociará con el grupo islamista nigeriano Boko Haram, que ha reivindicado el secuestro de siete ciudadanos franceses en el norte de Camerún:  "No vamos a negociar en estas condiciones con este tipo de grupos". "Vamos a utilizar todos los medios posibles para garantizar la liberación de estos y de otros rehenes".

Como se sabe, en un vídeo difundido el lunes por Internet, el salvaje grupo yihadista Boko Haram ha amenazado con asesinar a los tres adultos y cuatro niños a menos que las autoridades nigerianas y cameruneses excarcelen a varios milicianos islamistas.

La manera francesa de resolver estos secuestros contrasta con la utilizada por los gobiernos españoles, que últimamente han optado por pagar el rescate, lo cual es una forma de seguir fomentando el secuestro porque 'estos sí pagan', dirán los salvajes terroristas.

Y mientras, Francia continúa su lucha contra el yihadismo en Malí. El mismo ministro de Defensa francés Le Drian ha explicado hoy que la lucha "violenta" entre las fuerzas francesas y los grupos armados islamistas continúan en el norte de Malí para la reducción de los terroristas y provocando "muchos yihadistas muertos". "Los combates son violentos y continúan mientras hablamos", dijo Le Drian en al radio RTL, que si bien ha calificado de "significativo" el número de bajas entre los yihadistas se negó a dar un número preciso.

La violencia nunca es aceptable, excepto en legítima defensa, que es lo que está haciendo Francia.

Andrés Velázquez
[email protected]