Francisco Vázquez: "Me viene a la memoria el 11-M" que "determinó el último debate e incidió mucho en el voto de los ciudadanos"

Al cierre de esta edición de Hispanidad, el argelino Mohamed Merah, el presunto autor de los tiroteos que han causado la muerte de siete personas en un colegio judío en Toulouse y Montauban y que dice ser miembro de Al Qaeda, sigue acorralado por la policía francesa.

A lo largo de toda la mañana, las informaciones han sido confusas. Por una parte, se aseguraba que el diálogo que había iniciado el presunto asesino y un grupo de negociadores de las autoridades francesas se había interrumpido. Pero luego se informaba de que se había restablecido el contacto. Más tarde se ha afirmado que se le había detenido, pero minutos después la noticia ha sido desmentida. En cualquier caso, las fuerzas de élite policiales francesas siguen analizando la mejor opción para capurarlo con vida.

Lo que está claro es que el suceso ha paralizado Francia (por ejemplo, su campaña electoral). El presidente, Nicolas Sarkozy, ha llamado a la unidad nacional y ha pedido a los franceses que no recurran a "la venganza" frente al "terrorismo". "El terrorismo no conseguirá fracturar nuestra unión nacional".

Y sabe bien lo que dice, pues la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, a la que las encuestas colocan en tercer lugar de cara a la primera ronda de las presidenciales de abril, ya ha dicho: "Creo que el riesgo fundamentalista ha sido subestimado en nuestro país, los grupos político-religiosos se desarrollan con una cierta laxitud". "Ahora hace falta poner en marcha una guerra contra estos grupos político-religiosos fundamentalistas que han herido a nuestros niños, que han herido a nuestros niños, cristianos, a nuestros jóvenes cristianos, nuestros jóvenes musulmanes y a los niños judíos hace dos días". Y ha añadido: "Hace años que fui cuestionada por haber dicho que el antisemitismo está relacionado con el fundamentalismo islámico. Lo dije, y he sido maltratada por ello. Esto demuestra que en este tema tenía razón".

Como decía esta mañana el ex embajador de España ante el Vaticano, Francisco Vázquez, "me viene a la memoria el 11-M" que "determinó el último debate e incidió mucho en el voto de los ciudadanos".

¿Otra vez los terroristas islámicos intentando influir en unas elecciones?

Andrés Velázquez
[email protected]