Era un consejo básico donde se iban a analizar las cuentas del primer trimestre

 

Aumentan los rumores sobre Hochtief y su filial australiana. Los March exigen a Florentino que reduzca deuda, mientras éste se empeña en comprar el 6% de Iberdrola a BFA. Verdú abandonará el consejo de la constructora para dedicarse a Bankia



Francisco Verdú, consejero delegado de Bankia, ocupaba en su anterior vida el mismo puesto en Banca March. Como tal le correspondía un puesto en el consejo de ACS. Tras su salida de Banca March, Florentino Pérez llegó a ofrecer a Verdú quedarse como consejero independiente en la constructora. Pero, ahora que está al mando de una entidad que nada tiene que ver con ACS y sí directamente relacionada con Iberdrola, Verdú decide abandonar. Asegura que se trata de una cuestión de "profesionalidad", aunque, eso sí, en Iberdrola se habían planteado introducir un conflicto de competencia.

Curiosamente, la marcha de Francisco Verdú se producirá el 28 de agosto, ya que el consejo de julio se ha suspendido. La suspensión ha levantado más rumores sobre la situación de Hochtief y su filial Leighton. La filial australiana, que era la joya de la corona de Hochtief, ya había dado malas noticias a ACS con su 'profit warning' de abril.

La situación de Leighton y, por extensión, de Hochtief, dificulta la venta con cuyas plusvalías Florentino pensaba seguir el asedio a Iberdrola. El presidente de ACS sigue en su empeño y soñaba con la posibilidad de que el 6% que BFA posee en Iberdrola. Pero los March, principales accionistas de ACS, le piden que reduzca deuda.

Y, encima, Florentino no puede sacar todo lo que le gustaría de la venta de sus activos renovables. Ni siquiera después de trocearlos. Se dio por hecho que Gas Natural Fenosa compraría los parques eólicos de la constructora, pero la gasista exige a ACS que rebaje el precio de sus parques eólicos.

Mariano Tomás

[email protected]