Sería el fruto de un 10% en acciones, otro 5% en derivados y el resto en acuerdos con propietarios
Iberdrola analiza la postura de Henry Proglio, que abandonó el Consejo de Natixis para presidir EDF, así como la de Borja Prado  
Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid, asegura que ya dispone del 20% de Iberdrola. Las cuentas son éstas: casi un 10% en acciones, un 5,2% en derivados con derechos políticos-, y acuerdos con fondos propietarios de Iberdrola, por otro 5%. En la Junta, según ha comunicado a sus socios en ACS, poseerá liquidez suficiente para convertir derivados y pactos en acciones y aflorará con el 20% de la eléctrica.
¿Cómo se conjuga esta amenaza con la elevada deuda de ACS? Vendiendo activos, los que haga falta. No olvidemos que el próximo 1 de julio entra en vigor el llamado decreto Florentino, que le permitirá superar el blindaje del 10% y hacer valer sus títulos.
Mientras tanto, continúa la batalla jurídica que esconde la sospecha de Iberdrola de que Florentino cuente con un caballero blanco, en concreto -una vez más-, la eléctrica francesa EDF, para darle la puntilla a Galán. Todo alrededor de la figura del nuevo presidente de la empresa eléctrica más grande del mundo, de titularidad pública, EDF, que ya intentó hacerse con Iberdrola tras una metedura de pata del presidente Zapatero, siempre obsequioso con Nicolas Sarkozy.  
A ver si nos entendemos: Henri Proglio es presidente de la empresa eléctrica francesa EDF desde noviembre de 2009. Tres meses después dimitía como consejero de Natixis, el banco público  francés que ha financiado los derivados de ACS y cuyo contrato con Florentino ha solicitado Iberdrola al juez. ¿Hay concertación para que EDF se acabe quedando con la española Iberdrola?
La eléctrica también está interesada por la actitud de Borja Prado Eulate, que es presidente de su principal competidor, Endesa, filial de la estatal italiana ENEL, y que al mismo tiempo preside Mediobanca, el poder financiero público italiano en España y uno de los principales financiadores de ACS es su batalla con Iberdrola.
Eulogio López
[email protected]