Sin embargo, la cifra de ventas crece un 24,6% respecto al primer trimestre del año anteriorHoy ha presentado Ebro Foods los resultados del primer trimestre de 2012. Según ha informado la compañía, la cifra de ventas ha alcanzado los 530,92 millones de euros, lo que supone un 24,6% más respecto al primer trimestre del año anterior.

Sin embargo, según los analistas, se trata de unos resultados discretos y peores de lo previsto, porque dicho crecimiento de ventas -que ronda el 25%- se ha producido por un efecto perímetro (adquisición del arroz de Deoleo y Strom en EEUU) y por un efecto estacional en la división de pasta en Francia (donde los 'retailers' han adelantado compras del segundo al primer trimestre).

Los márgenes (ingresos menos gastos), además, son bajos (12,2% este trimestre frente al  15,1% del trimestre anterior, o sea, un 2,9% menos) y decepcionan, principalmente en la división de pasta en la que la compañía ha sufrido un trimestre muy malo en EEUU, donde el entorno competitivo es muy complicado en la categoría (con caídas del -5% en el trimestre en ventas) y con una repercusión de precios de las materias primas todavía altas.

En el lado positivo, la compañía estima que el año debería ir de menos a más en márgenes, a medida que empieza a filtrarse en la cuenta de resultados la caída de precios de las materias primas.

Hay que tener en cuenta también la importancia de mejorar los márgenes de Ebro Foods, pues está previsto que finalmente se haga con SOS Cuétara, una vez que esta termine su proceso de saneamiento previsto para dentro de un año.

Por otra parte, la compañía ha informado de que el Consejo de Administración de Ebro Foods, S.A. ha acordado proponer a la próxima Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo extraordinario en especie a pagar el 11 de diciembre de 2012. El dividendo extraordinario en especie consistirá en la entrega de acciones de la autocartera representativas de hasta el 1% del capital social, lo que equivale a 1.538.653 acciones, a razón de 1 acción por cada 99, así como de un dividendo asociado en concepto de pago a cuenta para los accionistas sujetos a retención conforme a la normativa fiscal vigente, o su equivalente en metálico en los demás casos.

La distribución de este dividendo extraordinario en especie, que se une al pago de 69,2 millones de euros correspondientes al dividendo ordinario propuesto por el Consejo de Administración de Ebro Foods el pasado 21 de diciembre de 2011 a razón de 0,45 euros por acción y el dividendo a cuenta de 23,08 millones de euros, igualmente propuesto por el Consejo de Administración el pasado 15 de junio a razón de 0,15 euros por acción, supone continuar con la política de incremento de retribución a sus accionistas seguida por la compañía en los últimos ejercicios.

Andrés Velázquez

[email protected]