Retira su amenaza de octubre, a pesar del elevado endeudamiento y déficit presupuestario

La agencia de calificación crediticia Fitch, que no suele calibrar muchas veces al bajar el ráting de la deuda a muchos países, se lo piensa y mucho con la primera potencia. Tal vez por ello ha ratificado la máxima nota de solvencia ('AAA') de la deuda de EEUU tras cerrar el proceso de vigilancia con implicaciones negativas, que había abierto en octubre. Entonces amenazó con rebajar un escalón el rating al que ahora asigna una perspectiva estable.

Fitch argumenta que EEUU adoptó en febrero medidas adecuadas para suspender el límite de deuda hasta marzo de 2015 que, a su juicio, han evitado una incertidumbre como la de agosto de 2011 y octubre de 2013.

La agencia calcula que el déficit presupuestario de EEUU alcanzará el 100% del PIB este año, antes de iniciar un ligero descenso en cuatro años, por debajo del anterior pronóstico del 110% del PIB, que consideraba incompatible con la máxima nota de solvencia.

Fitch prevé también que la deuda pública se sitúe en el 72,5% del PIB en 2014 y que añade que EEUU cuenta con un mayor grado de tolerancia que el resto de países 'triple A' al ser el emisor de la principal divisa de reserva mundial.

La agencia confía en la fortaleza de la economía americana y prevé un crecimiento del 2,8% este año y del 3,1% en 2015. En 2013 creció 1,9%.

Mariano Tomás

[email protected]