Menos mal que le llaman el banquero del PP. Si no, sería como para asustar. El caso es que Francisco González, presidente del BBVA (en la imagen), anima al Gobierno Rajoy a solicitar cuanto antes el rescate.

¡Muy oportuno este chico! Incluso nos aclara que se puede pedir el dinero aunque no se utilice, porque según él, así ya contaríamos con el favor del Banco Central Europeo (BCE). Al parecer, se ha olvidado de que el BCE dejó claro desde la solicitud, que la compra de títulos de deuda pública española estaría condicionada. Es decir, que una vez que se solicita el rescate, la Troika -BCE, FMI y Bruselas- ya puede colonizar España, imponiendo condiciones de todo tipo en política económica.

Y como ya hemos dicho en Hispanidad el problema del rescate es que resulta muy útil para el rescatador, y para el especulador, pero terrible para el rescatado.

Eso sí, para las clases medias y trabajadores del país rescatado. Para FG no mucho. No pertenece a ninguno de esos dos segmentos y preside un banco. A él sí que le conviene el rescate y sí que le perjudicaría una salida del euro.

Eulogio López

[email protected]