La venta de su autopista canadiense compensa la mala marcha de la construcción y la obra pública

La mala marcha de la construcción en España sigue siendo un problema para las grandes constructoras como Ferrovial. El declive español se compensa con la internacionalización, pero nuestro país continúa representando el 40%. Así, la compañía de la familia Del Pino pasa de los 74 millones de euros de pérdida en 2009 a los 2.613 millones de euros de beneficio de 2010.

Los extraordinarios fueron por tanto la clave de los resultados de Ferrovial en 2010. Por ejemplo, la venta del 10% de la autopista canadiense 407ETR. La operación aportó 467 millones de euros, a los que se suman otras desinversiones como el traspaso del 60% de Cintra Chile a la empresa colombiana ISA por 229 millones de euros.

No obstante, el negocio propio de Ferrovial en su conjunto no experimentó la mejor evolución, ya que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo un 3%, hasta los 2.514,3 millones de euros.

Ferrovial redujo un 11% su deuda neta hasta situarla en 19.789 millones de euros, aunque continúa siendo la mayor del sector.

Mariano Tomás

[email protected]