• Los presidentes gallego y catalán advierten al titular de Economía: tres bancos públicos sí, uno no.
  • Saben que de producirse esa fusión, la entidad dominante sería la Bankia de José Ignacio Goirigolzarri.
  • Lo cual no quita, qué cosas, que tanto el popular gallego como el convergerte catalán exijan más ayudas del Tesoro a sus respectivas entidades.

Ante la polémica suscitada por la nacionalización de Bankia y la ristra de millones para recapitalizarla, al ministro de Economía, Luis de Guindos, decidió crear un gran banco público, con la fusión de Bankia, Catalunya Caixa (CX) y Novagalicia Banco (o Novacaixa, como prefieran). A fin de cuentas, las tres son propiedad del Estado.

Ahora bien, lo que le ha echado hacia atrás no es la magnitud del proyecto sino la oposición del popular Núñez Feijóo -que quiere tener su banco gallego- y, muy especialmente, la del convergente Artur Mas (que quiere tener su banco catalán). Es más, el presidente de la Generalitat (en la imagen) le ha respondido que está dispuesto a tres bancos públicos pero no a uno, sabedor de que en una fusión de esas características mandaría Bankia, que para eso pesa más que catalanes y gallegos juntos.

De Guindos no tiene por qué hacerles caso, dado que el dinero para reflotar las tres entidades lo ha puesto el Tesoro público pero lo cierto es que es muy difícil enfrentarse a CIU, pues Rajoy intenta ganarse a los nacionalistas catalanes y al barón gallego del PP, que algo pintan en el aparato del partido.

Lo que no quita, qué curioso, es que ambos, Feijóo y Mas, exijan más dinero público para 'sus' dos grupos. Dinero del Tesoro público español, el de todos.

Eulogio López

[email protected]