No se explica que primero saneara el balance y luego se exigiera un 10% de core capital

 

Alberto Núñez Feijóo considera que la fusión de las cajas gallegas era la mejor opción para los intereses de Galicia. Asegura que se encontró ante el planteamiento de fusionar cajas entre sí o realizar fusiones frías y que, en última instancia, de lo que se trataba era de sanear los balances. Viendo que otras autonomías fusionaban sus cajas, Feijóo consideró que esa era la mejor opción.

Sin embargo, llama la atención del presidente gallego que el Gobierno obligara a un saneamiento ofreciendo dinero del FROB y luego exigiera un 10% de core capital cuando Basilea solo pide un 5% para 2013.

Además, Núñez Feijóo criticó el hecho de que exdirigentes socialistas presidieran cajas que después han ido a la quiebra, en referencia sobre todo al caso de la Caja Castilla-La Mancha. Frente a este modelo, Feijóo elogió la labor de Castellano al frente de la presidencia de Novacaixa Galicia, un directivo profesional y no de partido que presentaba en su curriculum la salida de Inditex a bolsa.

Por lo que respecta a las críticas del Gobierno a la banca, Feijóo señaló que fue el Ejecutivo Zapatero el que se decidió a convertir las cajas en bancos. En opinión del presidente gallego, tampoco es de recibo hablar de impuestos a los banqueros: "No cuela que el mismo candidato que hace unos meses hablaba de que los sueldos de los directivos de bancos eran razonables, ahora diga que son sueldos mezquinos".

Rodrigo Martín

[email protected]