Las pensiones se adecuarán a las cantidades cotizadas durante toda la vida laboral

 

-Descarta por completo la creación de 'minijobs' y la precarización del empleo juvenil.

-Adecuará la regulación laboral a las necesidades específicas de autónomos y microempresas.

-Se prevé la bonificación de contratos indefinidos, especialmente en el caso de los jóvenes.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha estado presente esta mañana en el Congreso de los Diputados para presentar las líneas fundamentales de la reforma laboral. Báñez ha manifestado que no va a alargar la edad de jubilación pero que impulsará medidas para que los jubilados que quieran puedan seguir trabajando.

Además, el Gobierno no es partidario de las prejubilaciones y va a poner todo tipo de trabas a las empresas que quieran llevarlas a cabo. Aunque no ha concretado aspectos concretos de la reforma laboral, como una posible bajada de las cuotas empresariales a la Seguridad Social o las nuevas modalidades de contratación, sí ha adelantado que pondrá todo de su parte para fomentar la contratación a los jóvenes.

En su intervención, ha concretado muy poco pero sí ha facilitado las líneas básicas de su Ministerio. Lo fundamental para ella es abordar los problemas estructurales del sistema y sus elementos clave. La reforma laboral será la piedra angular, con el objeto de reducir la dualidad de nuestro mercado laboral. Entre sus prioridades se encuentra la búsqueda de la necesaria sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social y el aseguramiento de las prestaciones por desempleo. Por su parte, la inmigración estará vinculada al empleo de forma legal, ordenada y responsable.

Una de las prioridades del Ministerio de Empleo es reducir la dualidad del mercado laboral español, impulsando la creación de trabajo estable, mediante la puesta en marcha de mecanismos efectivos de flexibilidad interna en las condiciones de trabajo en las empresas.

Otro de los objetivos, que suena más bien como un brindis al sol, es el reconocimiento de la formación profesional como un derecho individual de los trabajadores. Así, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social estudiará la puesta en marcha de una cuenta formación, que acompañará al trabajador a lo largo de toda su vida laboral para garantizar su derecho a la formación permanente y a mecanismos efectivos de recualificación. Se ignora de dónde se obtendrán los fondos.

Entre las medidas previstas para mejorar la situación de los parados se incluyen las bonificaciones a la contratación indefinida, prestando especial atención a los jóvenes, y mejorando los mecanismos de intermediación laboral. También ha manifestado que pretende adecuar la regulación laboral a las necesidades específicas de autónomos y microempresas, proporcionando mayor flexibilidad y capacidad de adaptación.

Báñez ha puesto en valor el cumplimiento, por parte del Gobierno que preside Mariano Rajoy, de su compromiso de revalorizar las pensiones en 2012, tras verse congeladas por el Gobierno anterior. La decisión del PP ha beneficiado a cerca de nueve millones y medio de pensionistas (9.498.040) quienes tendrán también garantizada la compensación por la desviación que pudiera producirse respecto a la evolución real de la inflación.

En este sentido, la ministra se ha comprometido a comparecer ante el Pacto de Toledo para reforzar el planteamiento de su partido, basado en el respeto ante el que ha calificado como el "gran pacto social de la Democracia".

Asimismo, ha avanzado la presentación de un Proyecto de Ley específico para la creación de la Agencia Estatal de la Seguridad Social, ya que considera que la precisión y amplitud de un proyecto de esta importancia no resulta adecuada en los términos previstos por la Disposición Adicional 7ª de la Ley 27/2011 aprobada por el anterior Gobierno.

Además, ha avanzado que el Gobierno reconducirá la situación de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social. Para ello presentará en los próximos meses un Proyecto de Ley de Mutuas de AT/EP de la Seguridad Social.

La ministra de Empleo y Seguridad Social aseguró que "una visión a largo plazo en materia de pensiones implica adoptar las medidas necesarias para asegurar la sostenibilidad del sistema español de Seguridad Social" y anunció tres líneas de actuación: Acercar la edad real de jubilación a la edad legal. Incentivar la prolongación voluntaria de la vida laboral y fomentar la compatibilidad entre el cobro parcial de una pensión y la continuidad en el mercado laboral, así como promover que la pensión sea más proporcional a las cotizaciones efectivamente realizadas a lo largo de la vida laboral.

"Nuestro sistema de pensiones es una gran construcción de protección de la que los españoles se sienten orgullosos. Construida con el esfuerzo de muchas generaciones, y a la que los Gobiernos del Partido Popular han contribuido de forma decisiva. Es la columna vertebral de nuestro sistema de protección social. Y lo va a seguir siendo", enfatizó Báñez.

Nada de 'minijobs'

La ministra ha subrayado que la reforma laboral que se aprobará este viernes será beneficiosa para la economía española. Pese a las especulaciones, se ha mostrado tajante y ha negado que entre los planes del Gobierno figure el contrato único y los 'minijobs'. De hecho, ha llegado a expresar que el contrato único es inconstitucional. "Los 'minijobs' no caben en nuestro marco laboral", ha dicho. "En España no es posible un contrato a tiempo completo con un salario de 400 euros porque el salario mínimo es de 641 euros y eso no lo va a cambiar". Una reforma en ese sentido convertiría, ha señalado, "en más precarios a los jóvenes".

La nueva titular de Empleo no ha precisado el número ni el tipo de contratos que tiene previsto aprobar el Gobierno ni tampoco el coste del despido.

Sara Olivo

[email protected]