La alcaldesa, que pidió un Congreso para sustituir a Esperanza Aguirre, ahora dice que no es necesario

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, sucesora en el cargo de Ruiz Gallardón, y aspirante según la rumorología a liderar el PP en Madrid, ha sorprendido a propios y extraños con unas declaraciones a ABC punto radio en las que niega que su marido, el ex presidente de Gobierno, José María Aznar, esté maniobrando detrás de los grupos críticos en el partido con la gestión de Mariano Rajoy. Y lo ha dicho después de afirmar que su marido está "totalmente retirado de la vida política". Según su esposa, "Aznar ha hablado poco y ha hablado poco fuera de España" y siempre que lo ha hecho "ha sido para dar su apoyo al gobierno de Mariano Rajoy".

Botella ha resaltado la importancia de su marido en FAES, la fundación que preside: "Es un think tank importante del PP, que ha hecho trabajos para el PP, que ha colaborado en la redacción del programa y que ha hecho estudios, es un think tank para pensar y armar ideas que luego se llevan a la práctica o no. Eso es una cosa y otra es que mi marido tenga una actividad política".

Merece la pena recordar que hasta el propio Jaime García Legaz, antiguo secretario general de la FAES, en declaraciones recientes a Hispanidad se negó a confirmar o negar la posibilidad de un regreso activo a la política por parte de José María Aznar.

Sobre la sustitución de Esperanza Aguirre al frente del PP en Madrid, Ana Botella ha dicho que la expresidenta regional "no se va a ir de momento", y por ello es un sinsentido debatir sobre su sucesión. Se da la circunstancia de que fue la propia Ana Botella quien pidió la convocatoria de un congreso para tratar el tema inmediatamente después de que Aguirre presentara su dimisión como presidenta a la Comunidad de Madrid. Parece no acordarse de ello a tenor de sus últimas declaraciones: "Cuando llegue el momento y Esperanza Aguirre diga que se va entonces ya se planteará qué es lo que se hace… No creo que sea el momento de un Congreso porque Esperanza Aguirre se queda y en el futuro, en general, en todos los casos, creo que se va a unos sistemas de elección dentro de los partidos probablemente distintos".

Andrés Velázquez
[email protected]