El descubridor del virus del sida, Luc Montagnier, ha aseverado de cómo deberían ser las campañas contra el sida.

 

"Son necesarias las campañas contra prácticas sexuales contrarias a la naturaleza biológica del hombre. Y sobre todo hay que educar a la juventud contra el riesgo de la promiscuidad sexual y del vagabundeo sexual". Montagnier ataca a la práctica homosexual. En la Declaración de Londres de la Cumbre Mundial de ministros de sanidad se dijo: "Es necesario que las campañas de prevención contra el sida no deben abandonar los diferentes modos de vida y los valores humanos y espirituales y proteger los derechos humanos y la dignidad de las personas".

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad belga realizó una campaña sobre el sida dirigida especialmente a los jóvenes, sin recomendar el preservativo. La campaña insistía en el amor vivido con responsabilidad. El principal instrumento de la campaña era un vídeo para escuelas y televisión. En Suiza se difundió una campaña similar, bajo el eslogan: "La continuada fidelidad recíproca protege del sida".

En África, donde las cifras de contagiados, son gigantescas. Las cadenas de televisión de todo el continente emiten anuncios financiados por la Unión Europea haciendo apología del condón. En estos últimos años otra campaña en Uganda, que resulta contradictoria, pero al menos nombra otras palabras hasta entonces prohibidas, la campaña lleva el eslogan: "fidelidad, castidad y preservativo".

Giuliano Rizzardini, médico de enfermedades infecciosas en el hospital de Busto Arsizio fue entrevistado por la revista italiana Avenire, declarando: "Lo que ha demostrado ser más eficaz en la lucha contra el sida ha sido la prevención. Me estoy refiriendo a recuperar el valor de la familia. Esta es la experiencia de Uganda, el único país dónde las tasas de nuevas infecciones han descendido. Del resto, una reciente investigación del Harvard's Center for Population and Development Studies demuestra que después de 20 años de epidemia no hay ninguna prueba de que con más preservativos se reduzca el sida.

El presidente de Uganda dijo, en el Congreso Mundial sobre el sida, que "la mejor respuesta a la amenaza del sida es reafirmar pública y claramente el respeto que cada persona debe a su prójimo. Debemos educar a los jóvenes en la virtud de la abstinencia, del autocontrol y del sacrificio, que exige el respeto hacia los demás". Promoviendo la abstinencia y la fidelidad conyugal, el gobierno de Uganda ha reducido el 75% entre los jóvenes de entre 15 y 19 años; el 60% entre los de 20 y 24, y el 54% en el resto. 

Clemente Ferrer

[email protected]