El jetas boliviano Evo Morales no ha tenido mejor idea que criticar a España por la actitud de nuestro Gobierno en el caso Snowden. ¡Valiente sinvergüenza, este indigenista! España ha sido el país que le permitió hacer escala en Gran Canaria, Aeropuerto de Gando, para que pudiera volar a Bolivia, algo que no le permitieron otros países, como por ejemplo Portugal.

Pero como este cantamañanas está acostumbrado a repartir coces y que el Gobierno español le responda con caricias, se permite criticar a los españoles, de la misma forma que se permite extorsionar a nuestras empresas mientras el Gobierno español agacha la cabeza.

Bueno, no todos; la portavoz del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, levantó la cabeza para aseverar la tontuna de que el canciller boliviano agradeció a España la escala en Gando. Como si al sátrapa Evo le importara un pimiento los modos diplomáticos. Estilo Soraya: mucha retórica y poca esencia, cualquier cosa menos ir al fondo de la cuestión.

Eulogio López

[email protected]