Advierten que la Euroviñeta es una "subida camuflada de impuestos"

El ministro de Fomento, José Blanco, ha coqueteado en los últimos días con la idea de subir impuestos. Como sus insinuaciones del verano pasado resultaron ser el anuncio de nuevas subidas fiscales, sus declaraciones esta vez se han tomado muy en serio. Al parecer, Blanco se refería a la Euroviñeta, un impuesto para los camiones por circular por las carreteras europeas que, en principio, España no iba a aplicar. Pero, tal y como están las arcas, todo es bueno para el convento y Pepiño no le va a hacer ascos.

Ahora bien, el sector se divide entre los grandes transportistas y los autónomos. Los primeros advierten que se trata de una "subida camuflada de impuestos" porque repercutirán la Euroviñeta a las tarifas por transportar productos y, finalmente serán los consumidores finales quienes paguen el nuevo impuesto.

Los grandes se lo pueden permitir, pero los pequeños pueden verse ahogados, ya que son más sensibles a las presiones para que mantengan precios competitivos y difícilmente podrán repercutir la Euroviñeta. Con un margen cada vez más reducido, el sector está en peligro por lo que respecta a los autónomos.

Puede que Blanco recaude más, pero el sector sale muy perjudicado. Como ya ha ocurrido con el tabaco, podría llegar un momento en que más impuestos acaben significando menos recaudación.

Rodrigo Martín

[email protected]