Al obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, no le gusta Eurovegas porque atrae la prostitución, la pornografía y el blanqueo de dinero.

Al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, no le gusta el obispo de Getafe (ambos en la imagen), y mucho menos sus críticas hacia su proyecto estrella, Eurovegas, así que le ha mandado a paseo. Para ser exactos, le ha dicho que se ocupe de predicar.

Pero hombre don Ignacio, si eso es justamente lo que está haciendo monseñor: predicar. Otrosí: el obispo no ha dicho ninguna tontería. Que una ciudad del juego atrae prostitución y pornografía no es un argumento: es una evidencia. Y no es menos cierto que el juego está ligado al blanqueo de dinero: por su origen y por su destino, especialmente por el primero. La mejor manera de blanquear dinero es un negocio que opera en metálico, en grandes cantidades, imposibles de controlar.

Lo de la droga y las ludopatías lo dejo para otra ocasión.

Sí, señor presidente, Eurovegas es un chollo para los defraudadores. Y el señor obispo de Getafe está cargado de razón. De hecho, con su denuncia también está evangelizando. Es su tarea.

Eulogio López

[email protected]