• Por un lado, la CE afirma que nuestro país todavía tiene capacidad para financiar su deuda.
  • Por otro, el Gobierno alemán asegura que la banca española no necesitará recurrir al fondo de rescate europeo para solucionar sus problemas.
  • Pero el BCE continúa con la manguera cerrada.
  • Tras el descalabro del jueves, Bankia, con una revalorización superior al 20%, lidera las subidas del sector en Bolsa.

Todo son buenas palabras hacia nuestro país, por lo menos en lo referente a nuestra capacidad para pagar la deuda pública y a solucionar los problemas de nuestro sistema financiero.

Amadeu Altafaj, portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, ha manifestado que "España no debe contar con un rescate en estos momentos en los que está acometiendo las reformas necesarias". Además, ha recordado que "recuperar la confianza es un proceso largo".

En relación al aumento del interés que debe pagar el Tesoro en las subastas de deuda pública, el portavoz comunitario ha explicado que, a pesar de ello, nuestro país "tiene una capacidad de financiación de su deuda todavía importante". Pero Altafaj ha ido más allá, y ha valorado muy positivamente el acuerdo entre la Administración y las CCAA para cumplir con el déficit: "Toda reforma, todo acuerdo encaminado a que haya una mayor transparencia en la gestión de las cuentas públicas en España y que no haya sorpresas como sucedió en diciembre del año pasado es muy positivo", ha señalado.

Alemania, por su parte, ha respaldado a la banca española. Bueno, más que a la banca, a la capacidad del Gobierno para solucionar los problemas de las entidades: "No hay motivo alguno para dudar de la capacidad del Gobierno español para salir en ayuda de su banca sin recurrir al fondo de rescate", han afirmado desde el ministerio de Finanzas alemán. Y esto lo ha dicho tras la rebaja de la nota que la agencia Moody's ha realizado a 16 bancos españoles.

Como se ve, mucho apoyo por parte de Europa, pero no deja de ser sólo de palabra. Luego, a la hora de materializarlo en acciones concretas, la historia cambia. Y si no que se lo pregunten a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (en la imagen) que, a pesar de los testimonios mencionados, continúa con la manguera cerrada, esto es, negando una inyección de liquidez que, sin duda, tranquilizaría la situación tanto de nuestra deuda pública como de nuestras entidades financieras.

Hablando de entidades financieras, Bankia, que en la sesión del jueves sufrió un descalabro bursátil, lidera hoy viernes las subidas del IBEX. A tan solo una hora del cierre de la sesión, sus acciones se revalorizan más de un 23%.

Pablo Ferrer

[email protected]