España se defiende argumentando que ha traspuesto la mayor parte de la directiva

 

Tras la regañina de Europa por no controlar los sueldos de los banqueros, el Ministerio de Economía emitió una nota defendiendo la aplicación de la directiva. Según el comunicado, España ya incorporó la directiva con la Ley de Economía Sostenible (LES). Lo cierto es que, como hemos explicado ampliamente en Hispanidad, la LES contempla que las empresas sometan los salarios de los accionistas a una votación consultiva, es decir, que no tiene por qué vincular a la compañía. Por el contrario, la directiva europea exige que los salarios de los directivos se ajuste a los resultados de los últimos años, aunque no detalla cómo se debe hacer el cálculo.

En España, el directivo de banca mejor pagado es Alfredo Sáenz, que cobró 9,17 millones de euros. Además, el consejo del banco ganó 34,4 millones de euros en el último ejercicio después de que su sueldo descendiera un 10,3% con respecto a 2009. El presidente del banco, Emilio Botín, también bajó su sueldo un 3,2% y ganó 3,86 millones de euros en 2010.

Por su parte, el presidente del BBVA, Francisco González, obtuvo una retribución de 5,316 millones de euros en el ejercicio 2010, lo que supone prácticamente el mismo importe del año anterior (5,343 millones). El banco anunció que este año el sueldo del presidente bajará un 6,8%.

Mariano Tomás

[email protected]