• Ocho países ya lo están y Alemania pasará de crecer 1,2% en el primer trimestre, a hacerlo únicamente en un 0,3% en el tercero.
  • Según BBVA Research, para que Europa alcance ese 0,3%, las autoridades comunitarias tendrán que poner en práctica cuanto antes los acuerdos del pasado junio.
  • A saber: la supervisión bancaria única y medidas de apoyo al crecimiento.
  • Y, por supuesto, que llegue ya la ayuda financiera y que el BCE compre deuda soberana.
  • Si esto se cumple en las próximas semanas, las primas de riesgo se calmarán e irá aumentando el crédito a partir de septiembre.
  • Sin embargo, y a pesar de estas medidas, no se evitará la recesión en la eurozona.

Vamos, que no es únicamente España la que anda mal, sino toda la eurozona. Incluso la locomotora Alemania pasará a crecer un escueto 0,3% en el tercer trimestre de 2012. Recordemos que a finales de 2011, el país liderado por Angela Merkel, creció al 2%, y que ya en el primer trimestre de este año bajó hasta el 1,2%. Francia, por su parte, ya ha anunciado que su PIB caerá un 0,1% en el tercer trimestre, lo que significará que el país galo entrará en recesión, al ser el segundo trimestre que retrocede.

En este contexto, BBVA Research estima que Europa sólo crecerá un 0,3% este año. Pero ojo, porque esta estimación -por otra parte mala- la realiza teniendo en cuenta una serie de circunstancias que, a día de hoy, no parece que se vayan a dar con facilidad. Así, el centro de estudios de BBVA condiciona esta previsión a que las autoridades comunitarias concreten los acuerdos del pasado junio: la supervisión bancaria única y adoptar medidas de crecimiento.

También, cómo no, menciona la necesidad de que el Banco Central Europeo (BCE) compre deuda soberana para aliviar la presión sobre la financiación de ciertos países, y que se concrete cuanto antes la ayuda financiera.

El problema es que todas estas medidas se deberían tomar en las próximas semanas, algo poco probable si tenemos en cuenta el ritmo habitual de la puesta en marcha de los acuerdos adoptados por Bruselas. Y lo peor: que incluso si se llevan a cabo a tiempo estas medidas, sólo se lograría crecer un 0,3% este año.

Pablo Ferrer

[email protected]