Me encantan los eufemismos: Vean el siguiente titular: "El Banco de España vuelve a insistir en la devaluación interna". ¿Y qué es eso de la devaluación interna? Pues que hay que ganar en competitividad. Ahora bien, la competitividad es la productividad comparada, y la productividad es el producto partido por el coste (sí, es una simplificación pero es cierta).

O sea que, o aumentas el numerador o disminuye el denominador. Casualmente, el Banco de España (en la imagen) se olvida del dividendo y se centra en el divisor. Conclusión: que la devaluación interna significa reducir salarios.

Sí, ya sé que el Banco de España se atendrá a que no tiene por qué haber reducción salarial sino reducción del resto de componentes de los costes, pero quiero imaginar que, por decir algo, el digno supervisor no está pensando en reducir las cuotas sociales, dados los problemas que ya tiene la Seguridad Social para financiar las pensiones. Porque, si es eso, me callo.

No, el Banco de España quiere reducir salarios que es, justamente, lo que no se puede hacer en un país de salarios de subsistencia como es España.

Estoy de los eufemismos económicos hasta muy por encima del gorro.

Eulogio López

[email protected]