Uno de ellos es Oier Ibarguiren Sarasola Pou, que estaba entre los terroristas más buscadosLas autoridades francesas han arrestado en colaboración con la Comisaría General de Información de la Policía Nacional a dos presuntos miembros de ETA en la localidad francesa de Moulins.

Uno de ellos es Oier Ibarguiren Sarasola Pou, incluido desde junio de 2011 entre la lista de los terroristas más buscados por las fuerzas de Seguridad. La 'criatura' llevaba, además, una pistola en el cinturón en el momento del arresto.

Los dos etarras detenidos viajaban en un coche robado con matrícula falsa y estaban alojados en un hotel de la localidad de Moulins cuando fueron arrestados por las autoridades galas en colaboración con la Comisaría General de Información.

Con estos dos arrestos ya son cinco los terroristas detenidos en lo que va de año tras la operación contra Andoni Lariz y Urtzi Etxeberria en Francia el pasado 11 de enero y la que se saldó con el arresto en Brasil de Joseba Gotzon Vizán, el 18 de enero.

Y todos nos alegramos mucho, pues todos los terroristas deben ser detenidos, juzgados y encarcelados. Y también nos recuerda eso que ETA sigue activa, que no ha desaparecido, aunque haya dicho que no volverá a matar. Entonces, ¿por qué siguen llevando armas al cinto

José Ángel Gutiérrez

[email protected]