• La banca acreedora, capitaneada por BBVA y Bankia, renovará la deuda de la instrumental B-1998, a cinco años, con dos de carencia de intereses.
  • No habrá quita, pero el interés será del 0,25% sobre euríbor.
  • A cambio, eso sí, exige la ampliación de capital de 1.000 millones en FCC.
  • La ampliación de capital se aprobará en un Consejo extraordinario a convocar de inmediato.

Ya hay acuerdo, aunque falten por cerrar los flecos jurídicos, para la refinanciación de la deuda de B-1988, la sociedad instrumental que posee un 50% de la constructora FCC y de la que Esther Koplowitz (en la imagen) es propietaria de un 90% del capital.

La banca acreedora, liderada por BBVA y Bankia, ha acordado con la empresaria refinanciar la deuda, de casi 1.000 millones de euros, a cinco años, un tiempo más que suficiente para que FCC recupere el dividendo. No hay quita, pero sí un periodo de carencia de intereses, en principio dos años, y un interés del 0,25% sobre euríbor. Desde luego, mejores condiciones que las otorgadas en la refinanciación de la propia FCC, en la que todavía pesa el famoso tramo 'B' de bonos convertibles por valor de 1.350 millones de euros.

Eso sí, el reverso está en que Esther Koplowitz ha tenido que aceptar una ampliación de capital de 1.000 millones de euros en FCC, con lo que su participación bajará, según cálculos que no son definitivos, del 50 al 25%. Esa ampliación se aprobará en un Consejo extraordinario a convocar de inmediato.

El porcentaje del 25% del capital que permite mantener con comodidad el control de FCC en manos de Esther Koplowitz, pero también es verdad que la empresaria ha luchado por mantener el 30%, una línea roja antiOPA.

En resumen, Koplowiz mantiene el control y el plan inversor de FCC sigue adelante y, además, ha conseguido mantener incólume la empresa sin desgajar el corazón del negocio.

Eulogio López

[email protected]