• En cualquier caso, ya resulte inocente o culpable, la detención perjudica la imagen corporativa de France Telecom.
  • Cuando tuvieron lugar los hechos de los que se le acusa, Richard ejercía de jefe de Gabinete de Christine Lagarde -entonces ministra de Economía gala- quien recientemente tuvo de declarar ante el juez durante 24 horas.
  • Sorprende que haya sido el presidente de Orange el detenido, y no su ex jefa.
  • Stéphane Richard aseguraba hace menos de una semana -en una entrevista a Le Canard enchaîné- que la orden de resolver mediante arbitraje el caso Tapie, partió del Elíseo.
  • Bernard Tapie, que fue compensado por el Estado en el prolongado litigio que mantenía con el Crédit Lyonnais con 403 millones de euros, es íntimo amigo de Nicolás Sarkozy.

Conmoción en el mundo de las telecos. El presidente de Orange, Stéphane Richard (en la imagen), ha sido detenido por su actuación en el denominado caso Tapie, por su actuación cuando era jefe de Gabinete de Christine Lagarde, entonces ministra de Economía -a las órdenes de Sarzkozy-, y actual presidenta del FMI.

Los hechos se remontan al año 2008, cuando se llevó a cabo el arbitraje para poner fin al largo litigio entre el empresario Bernard Tapie y el banco público Crédit Lyonnais por la venta por parte de la entidad de Adidas, operación que Tapie consideraba que le había perjudicado seriamente y que tuvo lugar a mediados de los años noventa. Gracias al arbitraje, el carismático multimillonario, amigo íntimo de Sarkozy, fue compensado con una cifra considerada como escandalosa: 403 millones de euros.

Sorprende que sea el jefe de Gabinete el detenido, cuando sólo era un subordinado de Lagarde, a quien la Fiscalía también ha investigado por "complicidad en falsedad de documento público y malversación de fondos públicos". Tras ser interrogada durante 24 horas a lo largo de dos días el pasado mes de mayo,  la Corte de Justicia Republicana, el único organismo judicial francés autorizado para juzgar a ministros galos, decidió no imputarla. De momento, la directora del FMI tiene la consideración de "testigo asistido", situación jurídica que no implica que no se pueda producir una posterior imputación en el caso de surgir nuevos indicios incriminatorios. 

Además de Richard, ha sido detenido Jean-François Rocchi, expresidente del CDR, la institución pública que gestionó el pasivo del banco Crédit Lyonnais y que realizó el pago de 403 millones de euros a Tapie. Hace tan sólo diez días uno de los tres árbitros que concedió el préstamo, fue imputado por fraude en banda organizada.

El pasado 4 de junio, en una entrevista, Stéphane Richard, ahora detenido, afirmaba en una entrevista a Le Canard enchaîné que la orden de resolver con un arbitraje privado el litigio jurídico que mantenían Bernard Tapie y el banco Crédit Lyonnais "partió del Elíseo".

De cualquier forma, la detención del máximo directivo de Orange perjudica a la imagen corporativa de la compañía, que se ha apresurado a emitir un comunicado en el que señala que sigue ejerciendo como presidente. La situación podría tener consecuencias inmediatas o semiinmediatas para Jean Marc Vignolles, máximo directivo de Orange España, y  el más serio candidato a suceder a Stéphane Richard.

Sara Olivo
[email protected]