Obama y Sarkozy piden que las reformas comiencen ya en Egipto. Hosni Mubarak anuncia que no se presentará a las próximas elecciones, pero la gente no se marcha a sus casas. Nuevos muertos en los enfrentamientos
En el democrático Marruecos, 40 profesores intentan quemarse a lo bonzo. El presidente de Yemen anuncia que no seguirá en el poder
A la espera de que Mubarak dé nuevos pasos, la situación egipcia se mantiene en tensa calma. El presidente egipcio solamente ha manifestado que no se presentará a las próximas elecciones y que no dimitirá. Mientras tanto desde Estados Unidos y Europa, empiezan a surgir las primeras voces que piden reformas inminentes para superar esta situación de crisis. Así lo han manifestado los presidentes Barack Obama y Nicolas Sarkozy, que dicen que "la transición en Eigpto debe comenzar ya". Parece ser que de esta manera, Occidente deja tirado al aliado con el que han contado durante los últimos 30 años.
Pero pese a las palabras del presidente egipcio, los ciudadanos no quieren cesar en su empeño ahora que han dado los primeros pasos, los más difíciles y por eso han ignorado la petición del Ejército que les pedía regresar a sus hogares. Para el próximo viernes hay convocada otra manifestación hay que recordar que muchas situaciones de este tipo suelen llevarse a cabo los viernes, después de la oración en las mezquitas-, por lo que hasta entonces la situación es más tranquila. Este mismo miércoles se han producido nueos enfrentamento con víctims mortales y centenares de heridos, mientras El Baradei predice un baño de sangre.
Pero el virus del cambio ya ha llegado también a Yemen, donde su presidente, que lleva 30 años en el poder, ha anunciado que no prolongará su mandato ni lo cederá a su hijo luego habrá que comprobar si cumplen lo prometido-, y también llega a Marruecos. Pese a que la ministra de Exteriores española defendiera las reformas democráticas marroquíes, 40 profesores han intentado quemarse a lo bonzo, lo que demuestra que no es tan buena ni democrática la situación en el país vecino.
La situación debe solucionarse pronto o los problemas surgirán. Ya han comenzado los primeros enfrentamientos entre detractores y defensores del actual presidente y quién sabe si el problema puede ir a mayores.
Andrés Velázquez
[email protected]