• El presidente del grupo textil descarta la creación de nuevas cadenas.
  • El grupo ganó 2.377 millones de euros en 2013, un 1% más que el ejercicio anterior.
  • Lo mejor: Zara Home. Lo peor: Uterqüe
  • La marca Lefties, competidora de H&M y Primark en España, seguirá integrada en Zara, aunque Isla no descarta que se independice a medio plazo.
  • Por ser una empresa saneada, Inditex paga un tipo fiscal del 27%. En 2013 pagó 440 millones de euros por el impuesto de sociedades.
  • La firma creará unos 800 empleos nuevos en España durante 2014.
  • A todo esto, Isla cobró 6,3 millones de euros, un 2,7% menos que en 2012.
  • Y Amancio Ortega se embolsará 894,4 millones de euros por el dividendo, que aumenta un 10%.

La presentación a los medios de comunicación de los resultados de Inditex que ha tenido lugar este miércoles, ha estado precedida por una visita guiada a los centros logísticos de Cabanillas (Guadalajara), aún en construcción, y al de Meco, donde ha tenido lugar el encuentro con el presidente, Pablo Isla (en la imagen). Si han visto la película Monstruos SA, se pueden hacer una idea bastante aproximada de lo que es un centro logístico con más de 1.000 empleados, que distribuye 190 millones de unidades al año y con capacidad para cargar 200 camiones cada semana. Impresionante.

Sin embargo, la pregunta sobre si el modelo Inditex está agotado sigue rondando a más de un analista. Isla lo niega: "El potencial de crecimiento de la compañía es inmenso", ha señalado en más de una ocasión. El grupo descarta crear nuevas cadenas, al menos en el medio plazo. Le basta con lo que tiene para ganar 2.377 millones de euros en 2013, un 1% más que en el ejercicio anterior.

Las ventas aumentaron un 5%, el margen bruto un 4% y el Ebit (resultado antes de impuestos e intereses) bajó un 1%. Eso en cuanto al grupo. En España, que representa el 19,7% de las ventas de Inditex frente al 20,7% de hace un año, los resultados han sido "estables", según Isla, que no ha querido concretar más.

Si miramos cada cadena, vemos que Zara Home ha sido la que mejor se ha comportado, con un aumento de las ventas del 29% y un crecimiento del Ebit del 35%, hasta los 55 millones de euros. La nota negativa la ha puesto Uterqüe, la cadena de ropa exclusiva y complementos, cuyas ventas han caído un 4%, la superficie de venta ha retrocedido un 15% y ha registrado unas pérdidas de 8 millones de euros.

De hecho, Isla ha anunciado que en mayo, con motivo de la inauguración de la tienda de Uterqüe en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, se dará a conocer la nueva imagen de la cadena, así como las nuevas colecciones. Todo sea por intentar remontar sus resultados.

Cosa bien distinta es Lefties, la marca low cost de Zara, que está llamada a ser -ya lo es- la gran competidora de H&M y Primark en el mercado español. Lo curioso es que Lefties no está considerada como una cadena aparte de Zara, por lo que no conocemos sus resultados económicos. Una lástima. Sí sabemos que tiene unas 100 tiendas en España y Portugal y que ese número se mantendrá estable durante este ejercicio. Sobre su 'independencia', Isla no la descarta en el medio plazo. "Lo tenemos que pensar", ha afirmado.

Durante su exposición, el presidente del grupo ha destacado el 'efecto sede' de Inditex, que se resume en que el grupo cuenta con más de 6.500 proveedores españoles que le facturan más de 3.000 millones de euros, que la aportación de Inditex al PIB es del 0,5% y, sin contar el sector público, cercano al 1%, y que los impuestos directos que paga la compañía en nuestro país ascienden a 821 millones de euros, de los que 440 millones corresponden al impuesto de sociedades.

Efectivamente, Inditex paga un tipo del 27%. Es, probablemente, la gran empresa española con el tipo impositivo más alto. Eso le pasa por ser una empresa saneada, sin deuda financiera y que, además, no ha realizado ninguna operación -compra de alguna empresa, por ejemplo- que le permita gozar de deducciones fiscales.

En cualquier caso, la empresa creará unos 800 empleos en 2014. Más o menos el mismo número que en 2013.

A todo esto, Isla cobró 6,3 millones de euros, un 2,7% menos que en 2012. A eso hay que añadir la aportación a su plan de pensiones, que fue de 1,6 millones de euros, en línea con la del año anterior. Su plan de pensiones acumula ya 5,1 millones de euros.

Y Amancio Ortega, que posee el 59% del grupo, se embolsará 894,4 millones de euros por el dividendo, que aumenta un 10%.

Precisamente, el anuncio de este incremento -el del dividendo- junto con la publicación de los resultados, ha hecho que los títulos de la multinacional gallega se hayan disparado este miércoles más de un 4,7%. El valor de cada título alcanza los 108 euros.

Pablo Ferrer

[email protected]