El 42,5% de la población es mayor de 45 años, mientras que solamente el 15,7% es menor de 16 años

Rumanía es el país extranjero con mayor número de residentes en nuestro país.

Nuestro país se ha mantenido por encima de los 47 millones de habitantes (47.150.819), lo que supone un crecimiento del 0,3% con respecto a los datos de enero de 2010. De esta cifra de empadronados en nuestro país, 5,7 millones son extranjeros y de ellos, 2,4 millones son ciudadanos de la UE, según ha publicado el Instituto Nacional de Estadística este lunes.

Rumanía es el país extranjero con mayor número de habitantes en España, ya que 864.278 ciudadanos del país viven en España. Después, Marruecos y Gran Bretaña son los países con mayor número de ciudadanos en nuestras fronteras. El número de extranjeros en España es el 12,2% de la población empadronada en nuestro país.

El crecimiento de España, por lo tanto, no se debe a las altas tasas de natalidad del país, sino a la llegada de extranjeros. Pero además, la baja cifra de nacimientos en España está provocando una pirámide invertida que pone en riesgo todo el sistema español. Solamente el 15,7% de la población es menor de 16 años, mientras que el número de personas mayores de 65 años supera a la de los más jóvenes y supone el 17,2%. Los extranjeros que se encuentran en España ocupan, principalmente, la franja de edad de entre los 16 y 44 años, con un 60,9% de la población en ese arco de edad.

Las regiones españolas con mayor número de población extranjera son las Islas Baleares (21,8%), Comunidad Valenciana (17,2%) y Comunidad de Madrid y Región de Murcia (ambas con el 16,4%), aunque el mayor crecimiento en términos absolutos se ha dado en Andalucía, País Vasco y Extremadura.

Juan María Piñero

[email protected]