Ha colocado los 3.446,21 millones en obligaciones a 10 y 30 años, pero los intereses que ofrece siguen siendo altísimos
España continúa con su lucha por colocar su deuda en los mercados y parece que todas las batallas se están venciendo. Pero nunca mejor, dicho, el precio que se está pegando es demasiado alto.
Pero claro está, siempre hay gente que prefiere ver el lado más positivo y es lo malo de hablar de porcentajes. El Banco de España se alegra de que los intereses de la deuda española a 10 años hayan descendido en un 0,265%, pasando de 5,485% en que se colocó en la subasta anterior a 5,220%. Sin embargo, no es una buena noticia. El interés que está dando España es altísimo no llega a las cotas de Portugal o Grecia, claro está- pero a nuestro país le va a costar caro en unos años. Eso sí, desde el Gobierno, felices por haber colocado los 3.446, 21 millones puestos en subasta.
Y a 30 años, la cosa ha ido peor. El tipo de interés se ha situado en el mercado a 5,976%, mientras que en la anterior subasta había sido de 5,498%.
Así no es de extrañar la buena acogida de la deuda en los mercados, especialmente los especulativos, ya que con esa rentabilidad, cualquiera quiere comprar deuda española. Pero el precio que vamos a tener que pagar en unos años va a ser demasiado caro. Y sino, tiempo al tiempo.
Juan María Piñero
[email protected]