• La Policía Nacional detiene a cinco personas que ofrecieron 40.000 euros a inmigrantes sin recursos para que se prestaran a un trasplante de hígado.
  • El trasplante ilícito no se llegó a realizar gracias a nuestra legislación y a los controles del sistema español de trasplantes.
  • La ley de la selva, que atenta contra la dignidad humana, y no en desiertos ni montañas lejanas, también en España. 

La Policía Nacional ha abortado el primer intento de compraventa de órganos detectado en España y ha detenido a cinco personas que ofrecieron 40.000 euros a inmigrantes sin recursos para que se prestaran a un trasplante de hígado.
Según ha informado la Policía, el caso está vinculado a un "acaudalado ciudadano libanés" necesitado de un trasplante que viajó a España para intentar, sin éxito, que se le realizara la operación con donantes supuestamente voluntarios.
El trasplante ilícito no se llegó a realizar gracias a nuestra legislación y a los controles del sistema español de trasplantes, que impiden la compraventa de órganos.
La noticia no es poca cosa y es preocupante. Refleja que en España ha entrado el 'darwinismo social', es decir, la ley del más fuerte: los más fuertes (y más ricos) tratan de engañar y aprovecharse, por dinero, de los más débiles, unos inmigrantes sin recursos, a cambio de sus órganos.
Lo dicho: la ley del más fuerte, la ley de la selva, que atenta contra la dignidad humana. Y no en desiertos ni montañas lejanas, que diría Aznar, sino en España.
José Ángel Gutiérrez
[email protected]