• España recibió en junio 6,3 millones de turistas extranjeros, lo que supone un incremento del 5,3% (320.000 turistas).
  • En el primer semestre del año, la cifra de turistas internacionales superó los 26,1 millones, un 4,2 % más (1,1 millones) que en el mismo periodo de 2012.
  • El récord en turistas extranjeros contrasta con el estancamiento del turismo intranacional.
  • El ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen), reconoció el mal comportamiento del turismo nacional "por los bajos niveles de renta disponible y por el desempleo".
  • El empuje del sector exterior en la balanza de pagos contrasta con el bache del consumo interno.
España recibió en junio 6,3 millones de turistas extranjeros, lo que supone un 5,3% (320.000 turistas) más que hace un año y representa el mejor registro histórico en este mes, según la encuesta de movimientos turísticos en fronteras (FRONTUR) divulgada hoy por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Además, en el primer semestre del año, la cifra de turistas internacionales superó los 26,1 millones, un 4,2 % más (1,1 millones) que en el mismo periodo de 2012.

Las razones de este aumento hay que buscarlas en los problemas políticos y sociales que aquejan a dos países del arco mediterráneo y tradicionales receptores de un importante número de turistas: Turquía y Egipto.

El Reino Unido y Alemania se mantuvieron como los principales mercados emisores, tanto en junio como en el acumulado del año, concentrando en torno al 40 % de las llegadas, pero fue el mercado nórdico el que más contribuyó al crecimiento total de turistas. Por destinos, Baleares encabezó el ránking en junio, con 1,7 millones de llegadas, mientras que en el acumulado de año se impuso Cataluña, con 6,6 millones.

El récord en turistas extranjeros contrasta con el estancamiento del turismo nacional. Según los últimos datos disponibles, los turistas españoles viajaron un 0,8% menos en 2012, hasta alcanzar los 159,5 millones de desplazamientos. Los viajes dentro de España se mantuvieron estables, con nueve de cada diez escapadas, mientras que los viajes al extranjero sufrieron una "importante" caída- Además, los españoles se hospedaron en casas de amigos o familiares, según se recoge la Encuesta Familitur de Movimientos Turísticos, elaborada por el Ministerio de Industria.

De hecho, hasta el ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, reconoció el mal comportamiento del turismo nacional "por los bajos niveles de renta disponible y por el desempleo".

Por otra parte, el buen comportamiento de la balanza de pagos hay que enmarcarlo dentro de un país donde el sector exterior significa el 30% de la economía. El resto del consumo es interno, que, como sabemos, no está ahora mismo como para tirar cohetes...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]