Las Comunidades autónomas no tienen tiempo para cumplir el objetivo

La tijera afilada por orden de Angela Merkel ha funcionado. El Estado registró hasta octubre un déficit de 40.065 millones de euros, un 17% menos que durante el mismo periodo de 2010. No enfríamos sí, pero demasiado: cumplimos con el déficit pero no crecemos, por eso tenemos un 22% de paro.

En un ambiente de moderado triunfalismo, Juan Manuel López Carbajo, secretario de Estado de Hacienda, ha presentado los datos de ejecución presupuestaria. El saldo negativo de las cuentas públicas es inferior en 8.133 millones de euros al registrado hasta octubre del año pasado. López Carbajo ha destacado que el Estado está cumpliendo "los objetivos de la línea prevista para este año… Los resultados están a la vista".

No ha faltado la mención a las Comunidades Autónomas, "tienen que cumplir sus objetivos… No creo que con el tiempo que les queda puedan añadir refuerzos con espectaculares medidas a sus planes… Hemos sido muy pesados con ellas y esto es lo que nos ha tocado". López Carbajo no ha tenido ningún reparo en recalcar que dos Comunidades Autónomas no tenían ningún tipo de plan económico para superar el déficit.

Las autoridades socialistas responsables del Ministerio de Hacienda han reconocido la importancia presente y futura de los pagos a cuenta de sociedades. "Falta el dato de octubre, es muy importante saber lo que va a pasar con los grande grupos. Este año se ha recaudado 1.800 millones menos". La crisis ha afectado al beneficio empresarial.

El saldo negativo de las cuentas públicas es inferior en 8.133 millones de euros al registrado hasta octubre del año pasado. Los ingresos no financieros han crecido un 1'4 % impulsados por las medidas adoptadas por el Gobierno.

El secretario de Estado no se ha atrevido a augurar si el déficit público se reducirá al 6%, tal y como se ha pactado con Bruselas, y se ha limitado a decir que cada administración tiene su responsabilidad y debe seguir haciendo "esfuerzos" para cumplir los objetivos fijados.

El déficit registrado entre enero y octubre se calcula con referencia a la nueva base 2008 incorporada por el INE en cumplimiento de la normativa comunitaria que obliga a todos los países de la Unión a publicar los datos en función de esta nueva base los datos estadísticos que se publican desde el pasado 30 de septiembre.

La cifra es el resultado de unos recursos no financieros acumulados de 86.219 millones de euros, frente a unos gastos no financieros que alcanzaron los 126.284 millones de euros.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante este periodo, el Estado presentó un déficit de 26.734 millones de euros, muy inferior al desequilibrio negativo de 34.850 millones de 2010.

Los ingresos no financieros totales acumulados durante los diez primeros meses del año alcanzaron la suma de 153.799 millones de euros, lo que supone un ligero incremento del 1,4% respecto a los obtenidos en el mismo periodo de 2010. Los ingresos tributarios, alcanzaron los 142.254 millones, un 1,2% más que un año antes.

En concreto, la recaudación por impuestos directos sube a 78.255 millones de euros, un 1,4% más que en 2010, mientras que los impuestos indirectos presentaron un crecimiento del 0,9%, hasta 63.999 millones.

Mariano Tomás

[email protected]