La caída del consumo, la construcción y la falta de crédito repercute en el sector del transporte

Las matriculaciones de vehículos pesados han descendido un 43,8% en el mes de diciembre, con 775 matriculaciones, según informa Anfac, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones.

El año 2012 se ha cerrado con una caída del 23,1% en las matriculaciones para España, un país que tradicionalmente ha fabricado y exportado camiones. De hecho, a mediados del año pasado,  Iveco, del grupo Fiat, anunciaba la inversión en España de 500 millones de euros, lo que permitiría duplicar la producción de la compañía en España, donde Fiat concentra la fabricación de sus vehículos pesados.

En casa del herrero, cuchillo de palo. Las cifras de venta de vehículos industriales son demoledoras. Según Anfac, los retrocesos en los distintos segmentos -vehículos industriales ligeros, medios, pesados, pesados rígidos y tractocamiones- son una radiografía de la situación que se lleva arrastrando desde hace tiempo. El vehículo industrial, señalan, es uno los segmentos más perjudicados por la falta de financiación y actividad industrial.

El descenso de la demanda con un consumo bajo mínimos y el sector de la construcción en horas bajas, han pasado factura al  transporte, cuyo nivel de actividad ha descendido de manera brusca. Aunque la media de edad del parque móvil de vehículos industriales supera los 10 años, pocos son los transportistas que ante la incertidumbre que les depara el futuro se atreven a cambiar sus camiones.

El segmento de autobuses y autocares, afectado por las decisiones de recortes adoptadas por las diversas administraciones públicas, sigue con descensos del 67,7% y 60 unidades en el mes de diciembre, y con un 38,8% y 1.381 unidades en el acumulado del año. Los microbuses han tenido un 20% de caída y 16 unidades matriculadas en diciembre. En el global del acumulado enero-diciembre, el descenso es de un 13,4% y 491 unidades.

Sara Olivo
[email protected]