Mientras la Europa de los 27 crece a un ritmo del 1,6%, España, que ha registrado una bajada del 0,3% en el cuarto trimestre del 2011, corre a la pata coja

 

Nuestro país no circula al mismo ritmo que nuestros compañeros de viaje, y mucho menos si hablamos de los que van en el vagón de primera. Según datos facilitados por Caixabank, las previsiones de cierre de 2011 del crecimiento del PIB de países del Norte de Europa como Suecia, Finlandia, Países Bálticos, Dinamarca, Alemania, etc. son del 2,2%.

España se encuentra en plena recesión económica. Los datos no engañan. En el cuarto trimestre de 2011 ha registrado una caída del PIB del 0,3 %, y no parece que las expectativas de un repunte para los próximos meses sean realistas. Mientras las previsiones para el 2012 de Caixabank prevén una recuperación del 8,4% en China, un 7,0% en India, un 3,3% en Rusia, un 2,9% en Brasil, y un 2,0% en EEUU, el FMI prevé que España permanezca en recesión durante este año y el próximo.

La contracción del PIB sería del 1,7% en 2012 y del 0,2% en 2013. En cuanto a los países europeos, el citado informe del banco catalán prevé un crecimiento del 0,7% para el Reino Unido, una tímida subida del 0,1% para Francia y del 2,5% para Turquía.

Alemania sólo crecerá un 0,5%, y los Países Bajos decrecerán un 0,3% así como Italia con un -1,5%. Canadá, uno de los países menos afectados por la crisis mundial, se enfrenta a una desaceleración. Sólo crecerá un 1,7%, frente al 3% del que disfrutó en el 2010.

Sin embargo, pese a la caída con respecto al anterior trimestre, hay que decir que en España el PIB creció un 0,3% en términos interanuales y un 0,7% en el conjunto del año 2011, después de dos años de continuos retrocesos. Los datos han sido facilitados por el Instituto Nacional de Estadística. Las cifras adelantadas por el INE coinciden con las que hizo públicas el Banco de España hace una semana. El retroceso intertrimestral del PIB español ha terminado con siete trimestres en signo positivo.

Tal y como señaló el Banco de España en su último boletín económico, la recuperación que había emprendido la economía española en 2010 se fue debilitando en 2011, a medida que la crisis de deuda soberana en la zona euro se fue extendiendo a un número mayor de países y se agravaban las tensiones en los mercados financieros.

Con este estado de cosas, el empleo no podía recuperarse. Nos encontramos ante un volumen de desempleados de 5,27 millones de personas, un 22,85 % de la población, la tasa más alta desde el primer trimestre de 1995.

Con este perfil, las proyecciones macroeconómicas del Banco de España contemplan una caída del PIB en 2012 (-1,5%), dos décimas por encima de las previsiones, menos optimistas, del FMI. No habrá 'brotes verdes' como decía el ejecutivo anterior hasta el año 2013 (0,2%).

Mientras tanto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha manifestado hoy en los pasillos del Congreso de los Diputados que la Comisión Europea tendrá que revisar sus previsiones de crecimiento de los países para 2012 debido al nuevo escenario económico que se prevé para Europa.

Ha querido dejar muy claro, al ser preguntado al respecto, que no pretende en modo alguno pedir un nuevo objetivo de déficit, sino que las instituciones europeas atiendan sus obligaciones y actualicen los escenarios económicos para que se pueda salir de la crisis y fomentar el crecimiento y la creación de empleo. Ha manifestado que no es lógico que alguien tenga interés en fijar unos escenarios de crecimiento imposible.

Mariano Tomás

[email protected]