• Recientemente, el grupo Banesco adquirió la mayoría de las acciones (69,7%) y ha anunciado nuevas compras de redes en España.
  • Ahora mismo, Etcheverría es el único banco en expansión en España.
  • Además, Banesco, el mayor banco de Venezuela, el séptimo del mundo en medios de pago y con unos 15.000 empleados, quiere ser el primer operador de flujos financieros entre España e Iberoamérica.
  • A pesar de controlar el banco, Escotet no quiere prescindir de la familia Etcheverría.
  • Antes, los bancos españoles iban a Hispanoamérica. Ahora es al revés.

A comienzos del año 2012, el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet Rodríguez aterrizó en España con la intención de comprar un banco. Para ello contrató los servicios de Financial Management, que elaboraron varios informes en los que aparecían entidades como Banco Etcheverría o Banca Pueyo, entre otras.

Finalmente, Escotet se decantó por el primero, y comenzaron unas negociaciones arduas con la familia Etcheverría, que fructificaron el pasado mes de diciembre. Banesco compró la participación que todavía tenía NCG Banco (un 37% aproximadamente) y otro porcentaje a la familia gallega. En total, el grupo venezolano compró el 44,7% de la entidad decana de la banca española.

El 26 de abril de 2013 se hizo con el 69,7% del banco, tras comprar la totalidad de las acciones de NCG Corporación Industrial SLU, las de tres miembros de la familia Etcheverría. También adquirió parte de los títulos de María Magdalena Etcheverría de la Muela.

Tras esta operación, Escotet ha pasado a ser vicepresidente del banco, que sigue presidido por Francisco Javier Etcheverría de la Muela (en la imagen).

Todo esto responde a la intención de Escotet de convertir el Banco Etcheverría en el banco líder de la cornisa cantábrica y con fuerte presencia en Madrid. Por supuesto, también en la entidad financiera de referencia en Galicia.

En uno o dos años, Etcheverría abrirá unas 200 sucursales en nuestro país y contratará a más de 300 trabajadores. Para ello, no descarta repetir operaciones como la que ha anunciado este miércoles: la compra de 57 oficinas de NCG Banco en León, Asturias, Madrid, Zaragoza, Toledo, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. En definitiva, Etcheverría es, a día de hoy, el único banco en expansión en España.

Pero aún hay más. Escotet quiere que el banco sea el primer operador de flujos financieros entre España e Iberoamérica.

En cualquier caso, el financiero venezolano, aunque tiene el control de la entidad, no quiere prescindir de la familia Etcheverría. Sabe que el futuro del banco pasa por su arraigo en Galicia, y que un banco con bandera venezolana no tendría tan buena aceptación en nuestro país.

Antes, eran los bancos españoles los que iban a Hispanoamérica para expandirse. Ahora, las tornas han cambiado: son las entidades iberoamericanas las que aterrizan en nuestro país en busca de oportunidades.

Pablo Ferrer

[email protected]