Con el decreto ley aprobado el viernes 18 de febrero el Gobierno Zapatero ha logrado otro hecho histórico: definitivamente se carga las cajas de ahorros, la joya financiera y el soporte accionarial de empresas estratégicas españolas.

Con ello, ZP aumenta la usura (la cajas las creó la Iglesia para luchar contra la usura), deslocaliza el crédito, fastidia al pequeño empresario y al profesional, siempre pegado a las cajas, dificulta la hipoteca para comprar de vivienda -especialidad cajera-, fomenta la especulación -toda la banca se está convirtiendo en banca de inversión-, precariza el empleo -los empleados de cajas de ahorros ganan más que los de los bancos-, engorda los bolsillos de los banqueros -porque al revés de lo que ocurre con las plantillas- los salarios de los ejecutivos de banca son muy superiores a los directivos de cajas de ahorros, anulan la obra benéfico-social -la mejor responsabilidad social corporativa que haya existido nunca- y, lo más importante, las cajas de ahorros, sostén accionarial de las empresas estratégicas españolas, se verán obligadas a vender sus participaciones industriales deprisa y corriendo. Hablamos de empresas como Iberdrola, Telefónica, Abertis, Iberia, Gas Natural Fenosa, Indra, NH, SOS... el Ibex 35 y un poco más.

Es decir, nos cargamos el ahorro popular y encima vendemos a bajo precio las grandes empresas, hoy amenazadas por la reconversión empresarial europea, donde alemanes, franceses e italianos, todos ellos con empresas públicas, se pondrán las botas a costa de España. Zapatero: ¡eres un monstruo!

Y no sólo eso: los buitres financieros no sólo quieren comprar empresas -si son financieros, para desguazarlas, claro está- sino que, además, quieren comprar las propias cajas de ahorros. El Deutsche, por ejemplo, ha puesto sus ojos sobre el Banco Financiero y de Ahorro (antes, Caja Madrid-Bancaja y cinco cajas más).

Toda barbaridad se basa en una gran mentira. La mentira, en esta ocasión, era que las cajas de ahorros estaban quebradas debido a su politización (muy cierto, hasta ahora, en las cajas mandaban los gobiernos regionales, ahora mandará el Gobierno central y el Banco de España). Bueno, lo cierto es que ya van tres meses consecutivos en los que la mora de los bancos supera a las de las cajas de ahorros. Sin comentarios.

Pero todos estamos muy contentos, el primero ZP, porque hemos modernizado el sector. Las potencias europeas también están muy contentas, pensando cómo estos españoles idiotas les están regalando las joyas de la abuela, es decir, sus cajas, sus mejores industrias y su sistema financiero entero.

Eulogio López

[email protected]