• El paro subió en 691.700 personas en 2012, hasta alcanzar los 5.965.400 desempleados.
  • Rozamos los seis millones de parados con una tasa de desempleo del 26,02%.
  • Esto es, un 13,1% más que en 2011.
  • Sólo durante el cuarto trimestre del año pasado, 363.000 personas perdieron su puesto de trabajo.
  • El centro y sur de España son las zonas con más paro.
  • La afiliación bajó en 17.823 personas en diciembre, el -1,07 % respecto al mes anterior.

El paro, el principal problema de la economía española, subió en 691.700 personas en 2012, y el año se ha cerrado con la destrucción de 850.000 puestos de trabajo y una tasa de desempleo del 26,02%. El porcentaje de parados ha crecido en 2012 un 13,1% internanual hasta alcanzar la cifra de 5.965.400 parados. Ya llevamos seis años de subidas consecutivas del número de desempleados y aunque no se han cumplido las previsiones de Bruselas, que situaban el paro en nuestro país por encima de los seis millones, lo cierto es que no han errado por mucho.

Según datos del INE,  el número de ocupados descendió en 363.300 personas en el cuarto trimestre de 2012 y se sitúa en 16.957.100. La tasa de variación trimestral del empleo es del –2,10%. La tasa de variación trimestral del empleo es del –2,10%.

La ocupación disminuyó en 74.500 personas en el empleo público y en 288.700 en el empleo privado. El descenso en el empleo afecta a todos los grupos de edad, especialmente al de 20-24 años (100.000 ocupados menos) y a los de 25-29 y 30-34, que pierden 81.000 empleados en ambos grupos.

El total de asalariados con contrato indefinido baja en 91.100 y el de asalariados con contrato temporal lo hace en 216.600. La ocupación aumenta en 63.700 personas en la Agricultura. Baja en 305.600 en los Servicios, en 62.900 en la Construcción y en 58.500 en la Industria.

Las comunidades autónomas en las que más desciende la ocupación son Comunidad de Madrid (74.200 ocupados menos), Cataluña (73.100) y las Islas Baleares (57.800). Sin embargo, las Islas Baleares son la única comunidad autónoma cuya tasa de variación interanual de la ocupación es positiva (3,23%). Aragón (-0,90%), Canarias (-1,87%) y Comunidad de Madrid (-2,24%) tienen las tasas negativas interanuales menos desfavorables.

En Castilla-La Mancha (-8,92%), País Vasco (-7,12%), Cataluña (-6,50%) y Andalucía (-6,17) se dan los mayores descensos del empleo medido en términos de tasa interanual. La mayor bajada del número de parados se da en Canarias (9.800 parados menos). Los mayores incrementos se observan en Cataluña (44.700), Comunidad de Madrid (37.100) e Illes Balears (21.600).

Algunas comunidades superan el 30% de parados y comienzan a acercarse al 40 %, como Extremadura (34,06%), Aragón (35,86%) o Ceuta con un 37,84%

Por otra parte, este mismo  jueves se ha dado a conocer la cifra de extranjeros afiliados a la Seguridad Social que se sitúa en 1.645.851 en diciembre. La afiliación ha bajado en 17.823 personas, el -1,07 % respecto al mes de noviembre. El goteo de trabajadores extranjeros que pierden su puesto de trabajo en un país que comienza a generar emigrantes es continuo. De hecho la evolución de la tasa de afiliación a la Seguridad Social sigue siendo negativa y se coloca por encima del total de empleados. Así, la variación anual entre el colectivo de emigrantes registró una bajada del 5,35% (-93.071) frente al -4,57% del conjunto del Sistema.

Andrés Velázquez
[email protected]