Un 25 de julio de 2012, Fiesta de Santiago Apóstol, patrón de España, la madrileña Marga trascribía estas revelaciones de la Virgen María sobre España.

"Esta obra (el segundo libro de revelaciones a esta madrileña, en la imagen) sale de España y para España en primer lugar. Como cuna de la que fue la antigua fe, como cuna de lo que es ahora la apostasía y más tarde será la sede del Anticristo".

La descripción de nuestro país es, como las fincas en Extremadura, 'manifiestamente mejorable': "España será un ejemplo de cómo apostatar y de cómo entronizar al Maligno. Así como antaño lo fue para la fe y para su proclamación por los cinco continentes".

El consejo: "Volved a ser marianos para recuperar a Cristo. Es por eso que vengo, que vengo ya entre vosotros… entre las cañadas oscuras de la gran tribulación". Ya saben, 'España, tierra de María', que decía el mariano Juan Pablo II, aunque no se sabe si hablamos en pasado o en presente.
"España será un ejemplo de cómo apostatar y de cómo entronizar al Maligno"
Y luego la descripción del país: "En este tiempo donde todos se equivocan, hasta los más santos, en este tiempo donde nada se ve claro, sólo los que estén con María tendrán la claridad de la fe".

Y para tenerlo claro, "el enemigo, vuestro enemigo se ha hecho poderoso. Hace la guerra abiertamente a los santos y lucha contra Dios desde las estructuras más altas de la sociedad". Y esas estructuras, entiendo yo, no son sólo los poderes económicos y políticos sino, también, los poderes culturales, que imponen una censura latente sobre los principios, los conceptos y hasta los términos cristianos.

La receta: "No os preocupéis ni paséis pena pensando en cómo podréis resistir las épocas de carestías, las épocas de epidemias, las épocas de cataclismos y las épocas de castigo. Yo os digo que conmigo lo podréis resistir todo. No existe cosa que no se pueda aguantar con la Virgen Santísima".

Eulogio López

[email protected]