• El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid confía en que el nuevo modelo de financiación entre en vigor en enero de 2014, aunque admite que todavía no se ha convocado al grupo de trabajo.
  • En un tono victimista, afirma que "Madrid está discriminada", y que "las CCAA que más aportan son las que menos reciben".
  • "No tiene sentido que Cantabria tenga una financiación de 2.609 euros / habitante y Madrid de 1.600, porque ellos tienen muchas montañas", señala.
  • Por otra parte, afirma desconocer el caso de Manuel Lamela, ex consejero de Sanidad que trabaja de asesor para la empresa concesionaria de los servicios externalizados en el Hospital del Tajo en Aranjuez.

El nuevo modelo de financiación autonómica debería entrar en vigor el 1 de enero de 2014, según Enrique Ossorio, consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid (en la imagen), aunque ha admitido que será difícil que así sea, ya que todavía no se ha convocado al grupo de trabajo encargado de dicha reforma.

Durante un encuentro con periodistas celebrado este martes, Ossorio ha reconocido que el actual modelo, aprobado por el Gobierno de Zapatero en 2009, ha logrado una cosa: unanimidad en su rechazo, "también de Cataluña". Además, en un tono victimista, ha afirmado que en la negociación del modelo actual, "se modificaron los parámetros para perjudicar a Madrid, para que recibiera menos dinero".

Ossorio ha expuesto las líneas maestras que, según él, debería incluir el nuevo modelo. A saber: que sea fruto de una negociación multilateral, no bilateral como el anterior modelo, pactado únicamente con ERC. Debe ser claro y transparente; debe aportar recursos suficientes a las CCAA. Se debe estudiar un reparto justo del IVA y de impuestos especiales, y las CCAA que cumplan tienen que ser premiadas.

Además, se deben calcular los recursos según la población, aunque también se deben tener en cuenta otros factores como el tamaño del territorio, la dispersión de la población, la insularidad, etc., pero dentro de un orden. "No tiene sentido que Cantabria tenga una financiación de 2.609 euros / habitante y Madrid de 1.600, porque ellos tienen muchas montañas", ha señalado.

Preguntado por el caso del ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, Ossorio ha afirmado desconocerlo. "Me imagino que se habrá cumplido la ley de compatibilidades de altos cargos", se ha limitado a decir.

En 2005, Lamela era consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y realizó la concesión de los servicios externalizados en el Hospital del Tajo en Aranjuez a la empresa Hispánica. En 2009, esta compañía fue comprada por Essentium, que la transformó en Assignia Infraestructuras. Lamela dejó la consejería de Sanidad en 2007, el Gobierno autonómico en 2008 y se incorporó como asesor de esta empresa en 2010. Sí es cierto que desde Assignia han precisado que sólo es asesor para asuntos de Hispanoamérica.

Pablo Ferrer

[email protected]