Eso sí, pero hay trampa, dado que la banca no aceptará créditos sino capital, a remunerar vía dividendo-Mientras, la banca española pidió 315.438 millones hasta mayo al BCE, un nuevo récord.
La banca española está enfadada con el Ejecutivo Rajoy, pues a las entidades españolas que necesitan ser rescatadas con esos cien mil millones de euros aportados por Bruselas se les va a exigir el pago de un interés del 8,5%.

Y ese interés del 8,5% exigido a las entidades españolas que lo necesiten contrasta con el 1% al que presta el dinero el BCE habitualmente a los bancos y también con el interés del 3,5% que le exige pagar Bruselas al FROB español.

Es decir, Europa decidió prestar esos cien mil millones al Gobierno español al 3,5% -a través del FROB- y el FROB se lo va a prestar a la banca que lo necesite al 8,5%. De ahí que los bancos españoles le reprochen a Rajoy que lo que tenía que haber conseguido es tener suficiente peso en Europa como para forzar al BCE a prestar directamente a la banca española al 1%.

Y todo esto, mientras hoy se ha sabido que las entidades españolas acumulaban hasta mayo unas peticiones de financiación al Banco Central Europeo (BCE) de 315.438 millones de euros, ligeramente por encima de los 315.153 millones del mes anterior, lo que supone volver a batir un récord histórico. Pero se trata de la actividad diaria del BCE de préstamo a las entidades, no de un rescate a entidades con problemas.

Y hablando de problemas, recordamos que el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dijoeste miércoles en una entrevista a Reuters, en referencia a los bancos nacionalizados -Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia- que "uno de los tres, de acuerdo con las intenciones de las autoridades españolas, está orientado a una liquidación y no a su mantenimiento después de la reestructuración como empresa en marcha".

Almunia explicó que "si los costes de liquidación son más bajos para los contribuyentes que el rescate y la reestructuración de una entidad, hay que optar por una liquidación. Optamos por una liquidación ordenada de la entidad", subrayó. "No tenemos por qué salvar a todos los bancos si no es estrictamente necesario". Afirmó y advirtió de que "hay casos en los que habrá que liquidar entidades".

Y, como explicamos ayer, los tres grandes bancos se sitúan en la línea de dejar caer a los bancos quebrados y también coinciden en que el rescate bancario que con tanto ahínco defendieron en la mañana de ayer miércoles, en el Congreso, Rajoy y De Guindos, no servirá para que fluya el crédito.

A los españoles nos crecen los enanos.

Andrés Velázquez
[email protected]