• O se reducen las subvenciones a la energía verde o subirán las tarifas de la luz.
  • Cada hogar español se gasta 51 euros de media en energía eléctrica.
  • Generación: el 44% de la energía producida estaba subvencionada por el Estado en 2012. Y el 32% era renovable. No ocurre en ningún país. Y todo ello mientras cae la demanda.
  • Si el enorme esfuerzo contra el CO2 de España resulta despreciable a nivel mundial, el culpable es China.
  • Además, no podemos seguir luchando contra el CO2 y seguir pagando el carbón nacional. El negocio eléctrico está hundido en España.

Duelo en OK Corral. Si el martes, José Manuel Entrecanales nos informaba de que, o producimos energía verde o el planeta se va al garete -incluso la cuenta de resultados de Acciona, que también puede ir al garete, el miércoles, por el curso de la APIE, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ha pasado su contrario, el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca (en la imagen), fabricante de electricidad convencional -gas y esas cosas- ha dado la réplica. 

El 41% del ebit del conjunto del sector eléctrico todavía viene de España pero el porcentaje disminuye cada día. En el resto, la clave está en Iberoamérica. Vamos, que las eléctricas se forran… pero no en España.

Luego están las subvenciones a las renovables, que según Villaseca no sólo disparan el déficit de tarifa, lo que conlleva a un recorte de las subvenciones o bien a un aumento de la tarifa de la luz. Y todo indica que será esta última la opción elegida.

Recuerden que el déficit de tarifa no es un déficit de las compañías eléctricas sino de los consumidores españoles. Nosotros trasladamos el coste al cliente y éste adquiere una deuda con el sector eléctrico: un cliente que pagará más adelante y con intereses.

La situación es ésta: el Gobierno pretende este año que el déficit sea cero. Déficit acumulado 35.000 millones de euros, hemos pagado 10.000, les quedan por pagar 25.000 millones de euros. Cedido a terceros, 20.000, y a las eléctricas se les debe aún 5.000 millones. Son cifras de crisis bancaria.

Vamos con el calentamiento global. España se sitúa, donosamente, a la cabeza contra la emisión de CO2: 5.000 millones de euros/año para emitir menos CO2: 22 millones de toneladas de CO2 menos. Precioso. Ahora bien, ¿cuál ha sido el impacto del gran esfuerzo español para reducir un problema global España emite 300 millones de toneladas de CO2. China 9.700 (en 2011). Esto es, se necesitaría el ahorro de 36 españas para compensar el CO2 que emite China. ¿Es esta la mejor manera de luchar contra el cambio climático Creo que no, el esfuerzo de España es una gota en una mar de agua. El impacto del enorme esfuerzo contra el cambio climático es casi despreciable.

Además, parece absurdo que dediquemos tanto esfuerzo a reducir los gases de efecto invernadero y que, a cambio, sigamos subvencionando el uso del carbón nacional, más caro, más malo y más contaminante.

Subvenciones a las renovables, especialmente a la solar. Los productores, por ejemplo, Entrecanales, dicen que si se suprimen se estaría convirtiendo España en una república bananera, donde prima la inseguridad jurídica.

Villaseca no piensa así: "que las renovables no devuelvan lo recibido es lógico, que se cambien las subvenciones que reciben sí, porque estamos cambiando todos las regulaciones: distribución, transporte, extrapeninsulares, etc.. a veces con periodicidad anual". No es que Villaseca esté defendiendo la inseguridad jurídica. Sólo recuerda que si hay cambios en la remuneración, los hay para todos. Sólo que algunos se van a los tribunales para asegurar sus subvencionadas expectativas y otros se adecúan a las normas que marca el regulador, es decir, el Gobierno.

Eulogio López

[email protected]