• Y el afectado presiona al Gobierno para suceder a Brufau en Repsol.
  • Prado se sabe llamado a abandonar el cargo, pero pretende mantener el de presidente de Mediobanca en España y la representación del poderoso lobby editorial italiano: Tele 5 y El Mundo-Expansión.
  • Para los italianos, ha llegado el momento de filializar Endesa. Ya no necesitan fingir que es una empresa española controlada por el Gobierno italiano.
  • Ahora se trata de aparentar lo que es: una filial, y reducir cargos innecesarios.
  • Y si el Gobierno español no se opone, el consejero delegado Andrea Brentan sustituiría a Borja Prado.

Se acabó el fingir: la eléctrica estatal italiana ENEL prepara el relevo de Borja Prado Eulate en la Presidencia (en la imagen). Y si el Gobierno español no interpone veto -veremos si puede y si quiere- el italiano Andrea Brentan, hoy Ceo, le sustituiría como presidente ejecutivo.

De paso se eliminarían cargos sobrantes para reducir costes, que buena falta hace. Y ojo porque Endesa tiene en nómina al expresidente José María Aznar y a la exvicepresidenta Elena Salgado.

El objetivo es la filialización de Endesa, como una división más de ENEL.

Borja Prado lo sabe pero como representante del 'convoluto' político-empresarial italiano en España, pretende salir de Endesa pero manteniendo el cargo de presidente de Mediobanca en España, así como representante de los intereses italianos de Mediaset en Tele 5 y de Rizzoli en El Mundo y Expansión, medios informativos que ha utilizado con profusión para sus intereses empresariales.

Y sobre todo, lo que anhela Borja Prado es la Presidencia de Repsol, sustituir a Antonio Brufau. Por eso, se ha lanzado a una campaña en el asalto a la Presidencia de la petrolera, quizás por el camino equivocado, es decir, a través de las páginas de Expansión. Le apoya el consejero de Repsol, Juan Abelló pero puede no resultar apoyo suficiente.

Miriam Prat

[email protected]