Que, según la encuesta del CIS, un partido de derecha pagana y progre-jacobino, como es el UPyD de Rosa Díez (en la imagen junto a Cayo Lara), una verdadera macedonia ideológica y mental, se convierta en la alternativa al Partido Popular demuestra dos cosas:

1. Que los españoles nos hemos vuelto locos.

2. Que el PP está pagando el abandono de sus principios, tanto cristianos como -en el terreno económico- liberales.

Lo más peligroso puede ser el acenso de los comunistas, pues Cayo Lara ha vuelto al leninismo y la referencia de IU hoy en día es Sánchez Gordillo, un caradura del ayer introducido en la política de hoy.

Y si el PP después de todo su desastre económico aumenta su distancia respecto al PSOE, es para que Rubalcaba se plantee la dimisión. Sería una mala noticia para el PP y no aseguraría el resurgir del PSOE, pero...

Eulogio López

[email protected]