• El número de parados bajó en 225.000 personas entre abril y junio, aunque 76.100 se deben a la pérdida de población activa.
  • La cifra total de parados se queda en 5.977.500, el 26,26%, es decir un 0,9% menos respecto al nivel récord del 27,16% en el primer trimestre.
  • El paro juvenil baja desde el 57,2% del primer trimestre hasta el 56,14%, que tampoco es mucho.
  • Los hogares con todos sus miembros en paro han bajado en 84.900, un 4,4% menos, pero todavía hay 1.821.100. El sector servicios (154.800 trabajadores más) y agricultura (37.500 ocupados más), los más beneficiados; construcción (26.500 empleos menos) e industria (16.800 menos), siguen perdiendo trabajadores.
  • Por CCAA, las mayores bajadas respecto al trimestre anterior se han registrado en Madrid (39.400 parados menos), Baleares (38.300), Andalucía (33.300 parados menos) y Cataluña (29.300).
  • Por contra,  La Rioja, Cantabria y Galicia son las tres únicas regiones donde el desempleo ha aumentado.
Ya habían avisado algunos miembros del Gobierno de que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre iban a ser buenos. Juzguen ustedes mismos. En el segundo trimestre se han contabilizado 225.200 parados menos que respecto al primero, lo que deja la cifra total en 5.977.500, un 0,9% menos: se queda en el 26,26%, frente al nivel récord del 27,16% alcanzado en el primer trimestre. Todo ellos según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída de esta EPA es la mayor desde 2008.

Ahora bien: estos datos hay que matizarlos porque casi una tercera parte del descenso de parados se explica por la caída en la población activa, que se redujo en 76.100 personas, con lo que el número total de activos (personas que trabajan o buscan empleo de forma activa) queda en 22.761.300, el 59,54% del total de la población.

Además, la destrucción de puestos de trabajo acumulada en 12 meses alcanza el -3,64% interanual, lo que supone que hay 633.500 empleos menos de los que había en junio de 2012.

Respecto al paro juvenil cabe destacar que baja desde el 57,2% del primer trimestre hasta el 56,14%, es decir, entre abril y junio hubo 27.100 parados menores de 25 años menos que el primer trimestre y el total se queda en 933.300. Nos alegramos por los jóvenes que han salido del paro, pero las cifras totales no son como para tirar cohetes.

Por otra parte, el paro ha bajado con mayor intensidad entre los extranjeros (-145.400) que entre los españoles (-79.800). De todas formas, la tasa de paro de la población extranjera es del 35,72%, 11 puntos superior a la de las personas de nacionalidad española (24,69%).

Los hogares con todos sus miembros en paro han bajado en 84.900, lo que supone un 4,4% menos que en el trimestre anterior, hasta situarse en 1.821.100.

Por sectores, el sector servicios ganó 154.800 trabajadores; en agricultura, 37.500 ocupados más, coincidiendo con la recogida de la fruta y el comienzo de las cosechas. Por el contrario, en el sector de la construcción hubo un recorte de puestos de trabajo de 26.500 y en la industria, el número de ocupados cayó en 16.800.

Los descensos del paro se han producido en 14 comunidades autónomas. Las mayores bajadas respecto al trimestre anterior se han registrado la Comunidad de Madrid (39.400 parados menos), Islas Baleares (38.300), Andalucía (33.300 parados menos) y Cataluña (29.300). La Rioja, Cantabria y Galicia son las tres únicas regiones donde el desempleo ha aumentado.

Andrés Velázquez
[email protected]