Gran Bretaña detiene a cinco personas cerca de una central nuclear

 

El clérigo sirio Omar Bakri vaticina una respuesta de Al Qaeda tras la muerte de Ben Laden.

La muerte del terrorista saudí Ben Laden no ha dejado indiferente a nadie y tras momentos de euforia por la caza del fugitivo más odiado y buscado, comienzan a hacerse preguntas y a ponerse en práctica nuevas medidas de seguridad. Y es que aunque el presidente del parlamento Europeo manifestó que tras su muerte el mundo había despertado más seguro, nadie acaba de creerlo.

Por eso ha comenzado a extremarse la vigilancia por temor a posibles atentados. En el Reino Unido se ha detenido a cinco personas cerca de una central nuclear en un control cerca de las instalaciones. España estudia reforzar la seguridad y el clérigo sirio Omar Bakri, huido de Gran Bretaña por su presunta relación con los atentados del 7-J en Londres, ha manifestado al diario El Mundo, que "el mundo está ahora mucho más inseguro".

Esta situación se entremezcla con cierta extrañeza en el mundo occidental por el modo de actuar de las tropas estadounidenses con el cadáver del terrorista. Por ello, el ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Madrid, Arnold Chacón, ha manifestado este martes que "en los próximos días habrá pruebas" de la muerte de Ben Laden. Pruebas necesarias, por otra parte, para evitar posibles especulaciones sobre la autenticidad de su muerte.

Mientras tanto se van conociendo nuevos detalles sobre la operación: su nombre (Gerónimo), la identidad del mensajero que llevó hasta Ben Laden (Abu Ahmad), pero nada se sabe sobre las posibles consecuencias del hecho. Esperemos que, como dijo el portavoz del Vaticano, el P. Federico Lombardi, la muerte de Ben Laden "no sea una oportunidad para un mayor crecimiento de odio, sino de la paz".

Juan María Piñero

[email protected]