• Además, el presidente gallego está convencido de que, la economía aún empeorará más.
  • Se aprovecha, además, de que los socialistas gallegos y el Bloque no pueden estar más divididos.
  • Eso sí, sigue presionando a NCG Banco para que solucionen las preferentes en el menor lapso posible.
  • Para Rajoy, el adelanto gallego supone un calendario económico menos pegado a las elecciones.

Alberto Núñez Feijoo, presidente gallego, adelantó las elecciones contra todo pronóstico, sorprendiendo, incluso, a algunos de sus colaboradores a quienes el presidente de la Xunta les había insistido en que sólo convocaría elecciones cuando se aclarara el escándalo de las preferentes, especialmente las de NCG Banco.

Y fueron los primeros sorprendidos. Las razones de Feijóo para tan radical cambio de postura son estas: en primer lugar, la situación económica va a empeorar -sí, todo es susceptible de empeorar- durante los próximos meses por lo que mejor es hacer coincidir las elecciones con las de los vascos.

En segundo lugar, cerrar el paso a Pepiño Blanco (en la imagen). El ex ministro es el único capaz de unir al dividido socialismo gallego -tan dividido con el Bloque, ya inserto en proceso de mística revolucionaria-. Pero resulta que Pepiño está pendiente de sentencia por el presunto caso de corrupción denominado Campeón. Naturalmente, no puedes jugar a ser candidato y que en plena campaña los tribunales te den un susto. No, si hay que repetir mayoría absoluta hay que hacerlo cuanto antes. Los políticos siempre están pendientes de lo mejor para el pueblo. Eso sí, Feijóo continúa presionando a Novacaixa para que solucione, hoy mejor que mañana, el asunto de los titulares de preferentes.

Mientras Rajoy está feliz: con el adelanto de las elecciones gallegas tiene el panorama de elecciones despejado por una temporada. Nada mejor para los ajustes que prepara y a los que le obliga  Europa. Por ejemplo, las pensiones.

Ideológicamente nada cambia: Feijóo sigue siendo un de los progres del PP: ya saben, aborto, Gaymonio, etc.

Eulogio López

[email protected]