• Los líderes de las tres formaciones (Rubén Calvo, Javier Zazu y Rafael López-Diéguez)  firmaron un manifiesto el sábado 16, para los comicios de mayo al Parlamento europeo.
  • Las propuestas responden a los valores no negociables de Benedicto XVI: vida, familia, libertad de enseñanza y bien común.
  • Todo ello bajo el común denominador de recuperar las raíces cristianas de Europa.
  • Al final, resultará un buen método para testar el voto católico en España.

Lo han intentado en pasadas convocatorias pero nunca llegaron a un acuerdo. Ahora sí. Ocurrió el sábado 16, en Madrid y eso significa que Familia y Vida (FyV), Comunión Tradicionalista y Carlista (CTC) y Alternativa Española (AES) firmaron un manifiesto en el que se comprometen a acudir con una única lista a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo.

Por Familia y Vida afirmó su secretario general, Rubén Calvo; por CTC, Javier Zazu y por AES, Rafael López Diéguez.

Su ideario se resume en la idea de la recuperación de las raíces cristianas de Europa, lo cual indica que la marcha de la Unión europea (UE) está violentando sus orígenes.

Contenidos del programa: pues los cuatro valores no negociables que marcara Benedicto XVI: vida, familia, libertad de enseñanza y bien común. Este último principio se enmarca en la Doctrina Social de la Iglesia y en la lucha contra la corrupción política.

Por tanto, la cincuentena de aspirantes de estas tres formaciones, abiertas a nuevas incorporaciones, tanto de partidos como de asociaciones, la nueva coalición electoral, se presentará por la circunscripción española al legislativo comunitario.

Para obtener un eurodiputado se necesitan 400.000 votos. Consiga o no representación, lo cierto es que esta candidatura servirá para testar el peso del voto católico en España

Eulogio López

[email protected]