Eso es lo que cuentan los mentideros políticos que, como su mismo nombre indica, mienten más que hablan.

Sinceramente, no me lo creo. El vicepresidente Rubalcaba pretende agotar la legislatura porque no tiene tiempo para darle un vuelco a las encuestas. Por tanto, cuanto más se retrasen las elecciones mejor.

Lo que nos lleva a la siguiente conclusión: las elecciones sólo se adelantarán si el compañero Alfredo considera que ni en marzo conseguirá ganar las elecciones y tira la toalla.

Sólo así porque sabe perfectamente que, si fracasa, quien terminará con él será su propio partido. Ni más ni menos.

Por tanto, ¿habrá elecciones anticipadas? Sólo si Rubalcaba se rinde.

Eulogio López

[email protected]