Para Diego Valderas (IU), el resultado en las urnas refleja el "rechazo a la reforma laboral, los recortes, la corrupción y las políticas de Griñán durante estos cuatro años"El coordinador general de IU, Diego Valderas, está 'mu pero que mu contento' (eso lo decimos nosotros, no él) tras los resultados electorales en Andalucía, donde se convirtió en la tercera fuerza, con 12 diputados (en las últimas obtuvo seis); frente a los 50 del PP y los 47 de PSOE.



Y la razón de su contento es que puede gobernar en Andalucía junto al PSOE. Porque lo que no va a hacer este partido -ha advertido Valderas- es lo que ya hizo en Extremadura, donde la abstención de IU provocó la investidura del PP como fuerza más votada. Según Valderas, "nosotros combatimos las políticas de derecha" y tendría "poca coherencia y sentido tratar de mezclar algo imposible, el agua y el aceite, pero eso no significa ningún cheque en blanco para nadie".



Eso sí, le ha hablado claro a Griñán (PSOE) y al PP: el resultado de las urnas refleja el "rechazo a la reforma laboral, los recortes, la corrupción y las políticas de Griñán durante estos cuatro años", por lo que confía en que los socialistas "sepan entender que no pueden solamente fiarse a un resultado de resistencia y que no tienen que hacer rectificación de políticas".



Valderas también ha pedido "humildad" al PSOE y al PP, a los que ha calificado como los "dos derrotados". Al PSOE, por "haber perdido nueve diputados por sus políticas" y al PP, "creerse que la casa de todos los andaluces ya le pertenecía antes de que hablase en las urnas".



También ha dado pistas de por dónde irán sus exigencias al PSOE:  los ciudadanos "quieren que se resuelva el desempleo, la tasa de pobreza y las políticas tan injustas con las que han sido golpeados por PSOE y PP dando un giro diferente". "Vamos a trabajar para que las políticas de izquierda se abran paso, lo nuestro no son los sillones sino tener capacidad para que se abran paso las políticas de izquierda. Hemos firmado ante notario un contrato con el pueblo y vamos a cumplirlo".



Tras apuntar que hablará "con las más de 20 organizaciones que han construido el programa político" que ha llevado a IU-CA a duplicar sus escaños en el Parlamento andaluz, Valderas se ha marcado objetivos para la nueva legislatura como la aplicación del artículo 156 del Estatuto, "para poner la economía al servicio del interés general"; la puesta en marcha de la renta básica y una carta de derechos de ciudadanía para "ayudar a los andaluces en situación de pobreza"; y devolver el "prestigio a la democracia" en Andalucía con "regeneración institucional y comisiones de investigación sin veto en el Parlamento".



Está claro que al PP le ha salido una china en el zapato, porque a ver cómo hace que el Gobierno andaluz le obedezca en, por ejemplo, políticas de austeridad y de recorte del gasto...



Y ¿qué repercusiones tendrá un Gobierno andaluz de izquierdas en la prima de riesgo? Se admiten apuestas...



José Ángel Gutiérrez

[email protected]